martes, 10 de julio de 2007

Mis insultos favoritos: granuja

Gilipollitas míos, os propongo hoy un insulto que es tan suave, que hasta se puede emplear de manera cariñosa, sobre todo con los hijos de los amigos que nos vienen a visitar a casa y rompen un jarrón chino carísimo, los muy hij..., los muy granujas.

Sí, camaradas del improperio, hoy nos hemos reunido para hablar de "granuja". ¡Ahhhh!

Veamos lo que dice la RAE acerca de este bellísimo insulto:
granuja. (De un der. del lat. granum, grano).
1. f. Uva desgranada y separada del racimo.
2. f. Grano interior de la uva y de otras frutas, que es su simiente.
3. f. coloq. Conjunto de pillos o pícaros.
4. m. Bribón, pícaro.
5. m. Muchacho vagabundo, pilluelo.

Bien, aparte de aprender lo de las uvas, que ya sabemos que el saber no ocupa lugar, respecto al tema que estamos trantando, nos interesan las acepciones 3, 4 y 5. Ahí nos podemos dar cuenta de que granuja tiene mucho que ver con pícaro y con pillo. O sea, lo que hoy en día se llama también cabroncete.

De todas formas, me gusta muchísimo consultar en http://www.sinonimos.org/ otros sinónimos de granuja:
bandido criminal delincuente maleante malhechor belitre
pillo pícaro ruin truhán vil bergante bribón
rufián sinvergüenza canalla golfo tunante
golfante golfillo tuno

Parece un poco más agresivo, ¿verdad? Apúntenme en el club de fans de bergante, bribón, rufián, golfante y, at last but not least, tunante.

Yo la imagen que tengo de este insulto es la de un tío mío del pueblo que tenía la mala costumbre de tirarme siempre de una oreja al tiempo que me llamaba así, granuja. ¿No os ocurre lo mismo? Granuja y tirar de las orejas son dos conceptos que van asociados. Granuja-oreja, granuja-oreja... si lo repites muchas veces seguidas al final pasa como con jamón y monja.

Además, granuja me suena mucho, por razones obvias, a granujiento que no tiene nada que ver con granuja, en contra de lo que pueda parecer. Uno se entera ahora de que granujiento significa que está lleno de granos. Y el caso es que yo siempre me he imaginado al típico granuja con la cara llena de granos, como si fuera una paella. Eso debo haberlo aprendido por ciencia infusa, ese conceto al que algún día deberíamos dedicar un especial.

No todo el monte es oréganoLa tercera imagen que tengo es la de la peli de Woody Allen, "Granujas de medio pelo" (que originalmente se titulaba "Small time crooks", así que "crook" tiene que significar granuja, si no soy demasiado lerdo). En la peli del gran Woody, unos bribones torpecillos y entrañables intentaban dar el golpe del siglo. Esa es otra de las características de un granuja: que tiene aviesas intenciones pero no es demasiado malo-maloso, sólo un poco pillín.

Tiraros de las orejas los unos a los otros, con la cara llena de granos y un poco de malicia en los ojos, y llamaos granujas los unos a los otros. Ya os podéis marchar todos arribónteles.

2 comentarios:

chicomancha dijo...

yo es que soy más del hijo de puta (hqdm) ;)

siouxie dijo...

No está mal granuja, para los diálogos de las pelis dobladas, pero a mi me gusta más decir "Canalla" :). Para mí es como un estadio superior del "Granuja".
Oye, Trota, escríbeme un email. ;)