domingo, 29 de mayo de 2022

Memo: passwordle

La idea: dar una oportunidad a los hackers.
El concepto: el juego siempre vale la pena.
El trasfondo: todo riesgo tiene su precio.
La implementación: varias oportunidades para acertar la contraseña de acceso a determinado recurso; se nos indica, con código de colores, los caracteres acertados en posición y los caracteres que aparecen en la contraseña pero no en la posición correcta; si no acertamos la contraseña en el número estipulado de intentos el recurso se destruye.

lunes, 9 de mayo de 2022

El magistrado despistado

Como siempre, el magistrado fue muy disciplinado al exponer al testigo al cuestionario incluido en las diligencias previas.
Una vez concluido el interrogatorio, el juez se despidió, como solía, hasta el día de la celebración del juicio:
- Hasta la vista.
Sólo al levantar la cabeza diose cuenta de lo inadecuado de la fórmula al reparar en la evidente invidencia del testigo.

viernes, 8 de octubre de 2021

La doble vida de P.

La vida de P. era complicada pero podía lidiar con ella.

P. era marinero y agente doble.

Todo se fue al garete cuando le enviaron a una misión encubierta en cubierta.

jueves, 10 de septiembre de 2020

martes, 14 de abril de 2020

Caritas

Caritas en realidad no era una ONG vagamente relacionada con la Iglesia.

En realidad, era un emoticono que nació con la peor de las características con las que puede nacer un emoticono: la neutralidad.

No expresaba nada.

No es que no expresara "LA NADA", sino que directamente no expresaba nada. Era un emoticono que lo mismo servía para un roto que para un descosío, lo mismo para un toro que para un torero, lo mismo para un botón que para un ojal, lo mismo para una boca que para un ojete... Era tan versátil que era completamente inútil.

Pasó por la escuela de la vida de los emoticonos sin pena ni gloria, sin triunfos ni fracasos, sin alegrías ni tristezas, sin guerra ni paz...

Cuando le tocó salir a lidiar en los cajones de emoticonos de los teléfonos móviles de las personas, quedó relegado al fondo del armario, como ese calcetín desemparejado que nunca te pones porque no sirve de nada. A nadie, de momento y hasta que se ponga de moda porque algún futbolista despistado decide salir así vestido a una rueda de prensa multitudinaria, se le ocurre salir vestido con un solo calcetín. Nadie decide poner un mensaje con un emoticono que no sirve para expresar nada.

Así que, aunque Caritas no era un emoticono feliz ni desgraciado, su vida sí que lo era. Sobre todo, por falta de uso.

Hasta que un día vio un cartel de una película protagonizada por Nicholas Cage. Y se dijo "Esta es la mía".

miércoles, 25 de diciembre de 2019

Regalo de Navidad

Había un barrio donde algunas sábanas tenían muy mala fama. Se trataba de las sábanas barriobajeras. 

sábado, 16 de febrero de 2019

Un juego, otro

Propongo al lector aburrido el siguiente juego.
Salga a la calle contando los pasos desde la puerta de su apartamento al portal exterior. Si el número de pasos es impar gire a la izquierda, si es par hágalo a la derecha.

Camine contando mentalmente el número de personas con  las que se cruza. Cuando alcance la primera esquina, si el contador refleja un número impar gire a la izquierda, si es par hágalo a la derecha.

Continúe así hasta llegar a un lugar en el que nunca haya estado.

Localice una cabina telefónica (esta es quizás la parte más difícil del juego) y llame a un teléfono al azar. Gimiendo, indique que se ha perdido y suplique que, por favor, pase alguien a recogerle.

(Juego basado en la lectura de "Invitación al tiempo explosivo. Manual de juegos", de Julián Lacalle y Julio Monteverde. Editado por Sexto Piso.)

Sentado al sol #4

Resultado de imagen de choca esos cinco
Como cuando conoció a la persona que conocía a un individuo que una vez se cruzó por la calle con otro tipo que resultó ser muy amigo de otro sujeto que había asistido a unas clases impartidas por alguien que, además de ser profesor, tocaba la batería en un grupo con otro fulano que cantaba y bailaba en un programa de televisión presentado por otro tío que una vez cenó con un personaje tremendamente famoso del que él mismo era un gran admirador. La frase salió sola: "El mundo es un pañuelo".