viernes, 6 de junio de 2008

Astistas incomprendidos: Carmona Cardona

Extractos de la "Hagiografía de un provocateur".

“…para evitar denuncias por abuso sexual. Huyendo de aquello, recaló Cardona Carmona en un seminario, engañado por la apariencia etimológica del nombre de la instalación.”

“…durante la denominada Época Marrón, Cardona Carmona comenzó a explorar las performances dedicadas a rodar arrojados de fluidos corporales en bañeras. Así, en 1983 presentó en la Shitten Gallery su montaje Menstruación y sales en la que se exhibía una modelo con la regla bañándose en una bañera transparente. Obras similares, como las tituladas Shit in the water o Vómitos de chistorra desde el interior de una taza del WC, contribuyeron a afianzar la fama de polemista de Cardona Carmona. Incluso algún crítico malintencionado llegó a sugerirle una última performance titulada CC se corta las venas en el baño….”

“Después de una época tumultuosa en la que sus exmecenas le reclamaron los fondos que hábilmente había conseguido el artista, sin conseguir volver a ver ni un duro, Cardona Carmona se autoexilió en la isla de Lost…”

“Años después, cuando ya no quedaba vivo ni uno sólo de sus acreedores, regresó a su pueblo donde disfrutó de una tranquila jubilación dedicada a la pornografía, el alcohol, las drogas y el dominó…”

“… cuando mejor pintaban las cosas (esa tarde tenía partidita en el bar del pueblo), Cardona Carmona falleció al sufrir una descarga eléctrica mientras trataba de cambiar una bombilla de la lámpara del salón de su casa. Por expreso deseo del artista, su cadáver fue disecado allí mismo e ipso facto su viuda abrió una casa museo, comenzando a rentabilizar sin esperar ni un segundo todos los disgustos que le causó la disoluta vida de su marido, echando por tierra todos los sueños de adolescente que la pobre mujer tuvo cuando se casó con el artista.”

2 comentarios:

Carmona Dixit dijo...

Aaaaaacho, paaaaaaaaaayo, notemetah con mi priiiiiimo. Questá mu feo de meterse con los muertoh.

Cierto que fue un incomprendío, pero ahora que se le puede pasar la mopa es más fácil de hablar con él.

Tartamundos Trotamudo dijo...

Eh, eh, eh... Carmona, que no me estaba metiendo con él. Es más bien un homenaje a un genio incomprendido.