martes, 26 de diciembre de 2006

Cuento apócrifo

Un tío muy supersticioso tuvo un accidente y se le tuvo que amputar el pie derecho.

Jamás volvió a levantarse de la cama.

5 comentarios:

Listín McKenzie dijo...

Lo he pillado!!!!
Lo he pillado!!!!

Tartamundos Trotamudo dijo...

De lo cual me congratulo, amigo McKenzie...

Por cierto, una pregunta, si no es indiscreción, ¿su nombre viene en la guía?

Listín McKenzie dijo...

No es indiscreción, es una pregunta, que responderé como tal:

Soy demasiado inteligentín para dejarme ver por esos lares tintados...

Pero podeis llamarme tres veces frente al espejo, y tal vez aparezca (no es exigencia estar desnudos para llamar, aviso)

Tartamundos Trotamudo dijo...

Especular, especular... ¡me encanta!

Fdo: El Pocero

Bricd dijo...

Sólo ellos tienen mala pata...
siniestra