viernes, 26 de mayo de 2006

Reflexión a bote pronto #4

Las apostillas siempre se hacen adrede.