lunes, 30 de junio de 2008

Homenaje


Impresionante. Los pelos se me van a saltar.

José Antonio Camacho, comunicador.

jueves, 26 de junio de 2008

Grandes diálogos imaginarios de la historia

Ay, si te hubiera conocido antesEl médico me ha prohibido la salLos porreros no me quieren ni ver






Jesús Puente entrevistando a Aníbal Barca y Atila en Tu Media Naranja:

JP: ¿Cómo se conocieron?

AB: Bueno, yo llegaba con mi circo a Roma y justo cuando me estaba yendo de la ciudad vi a Atila arrasando los Apeninos.

A: El flechazo fue instantáneo.

AB: Y cayó entre mis brazos.

A: Caíste TÚ entre mis brazos, guapo.

AB: Bueno, vale, es cierto… pero al menos yo puedo recibir sangre de cualquier grupo sanguíneo.

A: Ahí me has dao… positivo.

miércoles, 25 de junio de 2008

Reflexión a bote pronto #154

¿Por qué a nadie se le ha ocurrido inventar un surtidor de efectos? ¿Funcionaría?

(Gracias a quien agradecería que no le agradeciera)

martes, 24 de junio de 2008

Reflexión a bote pronto #153

¿Por qué los turistas, cuando regresan de sus vacaciones, al salir de la puerta de embarque en el aeropuerto, siguen llevando esos ridículos sombreros? ¿Es un desesperado intento de prolongar el tiempo de asueto? ¿Una manera, acaso, de tratar de retrasar al máximo el ingreso en la gris rutina del cotidiano acontecer?

lunes, 23 de junio de 2008

viernes, 20 de junio de 2008

Autobiografía de un mindundi

Nací y crecí. No mucho, es cierto. Digo que no crecí mucho, nacer nací todo lo que tenía que nacer. Es decir, que no se quedó nada dentro del vientre de mi madre. Estaría bueno que se me hubiera quedado la mano dentro del vientre de mi madre. ¿Con qué escribiría esto? Bueno, podría escribirlo sólo con la mano que me hubiese quedado pegada al cuerpo. Peor hubiera sido que naciera sin las dos manos, pues entonces tendría que haber tecleado esto con la nariz. Pero si tampoco hubiese nacido con nariz quizás hubiera tenido problemas. De todas formas, algo siempre me olió mal, aunque no sé identificar exactamente qué. En todo caso, hubiese estado bien nacer sin nariz. Es decir, podemos respirar por la boca. Y el olor es algo que está sobrevalorado. No sirve de mucho. Vale, hay algunos olores buenos que son agradables de oler, pero en general el olfato es algo que provoca más sensaciones desagradables que agradables. Que se lo pregunten a los daneses, que por culpa de Shakespeare, tienen la constante sensación de ser comparados con huevos podridos. Lo cual no es muy agradable. Os lo puedo asegurar, porque a mi, aunque nunca me han comparado con un huevo podrido, una vez me compararon con el vinagre y la verdad es que no es nada agradable. Decía que no crecí mucho, con lo cual muchos de vosotros ya habréis deducido que soy bajito. Bien, siento decepcionaros: mido 2,21 m. Lo que pasa es que crecí poco rato. Cuando tenía 14 años medía 1,50; cuando tenía 15 años medía 1,50; cuando tenía 16 años medía 1,50; cuando tenía 17 años medía 1,50; cuando tenía 18 años hice la mili… fue entonces cuando pegué el estirón. Se suele decir que muchos jovencitos españoles siguen creciendo hasta que hacen la mili. Lo malo de que el servicio militar ya no es obligatorio… con lo cual, ¿hasta cuándo siguen creciendo esos jovencitos? ¿Siguen creciendo indefinidamente? ¿El final del servicio militar obligatorio ha provocado un ataque de elefantiasis entre los jóvenes españoles?

jueves, 19 de junio de 2008

martes, 17 de junio de 2008

Mis insultos favoritos: mastuerzo

(Lo que parecen ser ) Años después de la que fue la última entrada de esta sección, la recuperamos de los polvorientos archivos de Ínfulas para hablar de un insulto tan bello como injustamente denostado. Ya nadie llama mastuerzo a los demás por las calles. Y se deja así pasar una estupenda oportunidad de que se ponga de moda, de que pase de boca en boca, de que la gente se restriegue cariñosamente (o no) el mastuercismo entre ellos.

Hoy no hablaremos del significado (tampoco tiene importancia), ni repasaremos la lista de sinónimos (más que nada porque no he tenido tiempo a buscarlos). Sólo hablaré de un sinónimo improbable pero maravilloso en su concepción: perogiro.

Todos los lectores, a poco que hayan conseguido suficientes conocimientos del código de circulación como para aprobar el teórico, sabrán que en una vía de tres carriles si yo voy por el carril de la derecha puedo girar a la derecha o seguir recto, pero si voy por el carril del medio no debo poder girar a la derecha. (Este párrafo rinde homenaje a la farragosa prosa de las preguntas de los exámenes teóricos del permiso de conducir.)

Bien, pues siempre hay alguien que cree que puede girar a la derecha desde el carril del centro, de modo que si yo quiero seguir todo recto yendo desde el carril derecho, existe un riesgo innegable de colisión. Sólo mi habilidad puede evitar esa colisión.

En ese caso, tengo todo el derecho del mundo a bajar la ventanilla y gritarle al interfecto: “¡Mastuerzo!”

viernes, 13 de junio de 2008

Grandes emprendedores que se dieron de bruces contra la realidad

Roman Lacaghe, inventor de la calculadora de números romanos.

Cierto que su invento no parece muy útil a priori.

Sin embargo, a poco de haber tenido un poco de mejor vista en el diseño podría haber vendido alguna más.

El hecho de que la gente tuviera dificultades para distinguir entre el dígito del diez y el signo de la multiplicación tampoco contribuyó a que la comercialización del artículo fuese un éxito.

miércoles, 11 de junio de 2008

El origen de la expresión: a cagar a la vía (tercera y última parte)

(Nadie daba un duro por que el origen de la expresión A cagar a a la vía tuviese una tercera parte. Sin embargo, aquí está. Las cosas a menudo no son como parecen. Ah, por cierto, si no has leído la primera y la segunda parte, conviene que lo hagas antes de sumergirte en este apasionante grand finale.)

El más viejo del lugar, de nombre Clodomiro, degustó los quince segundos de gloria con que el realizador le obsequió mediante un plano fijo que se recreaba en las profundas arrugas de su rostro, metáfora de la experiencia acumulada a lo largo de los años por el anciano.

- Ni de coña. –Rompió la magia del momento de un brochazo- Ni de coña fue como dice el chaval. Pero… -sonrió con malicia-, ¿puede ser una caja de Montecristo?

- Sí, hombre, y te me pules los beneficios. ¿No te vale un manojo de caliqueños?

- Venga ese manojo.

Clodomiro miró hacia el cielo como quien evalúa la posibilidad de una repentina tormenta, pero en realidad estaba evocando recuerdos lejanos. O eso, o el viejo es un peliculero, cosa que no cabe descartar.

- Todo ocurrió hace tantos años… Yo todavía era un chaval. Tendría más o menos la edad de este sinvergüenza –señaló a su discípulo-. El ferrocarril era todavía una quimera. Bueno, no; no exactamente una quimera… Era una promesa, una de esas promesas que uno no sabe cuándo se van a cumplir, que la gente va tomando a rechifla. ¿Cuándo me vas a pagar lo que me debes? Cuando pongan la vía, era una broma recurrente.

Ximenes se tranquilizó cuando comprendió que Clodomiro no se refería a él al hablar de esa deuda. El caso es que no recordaba la mayoría de las deudas que había contraído en sus innumerables borracheras y el viejo podría estar hablando perfectamente en serio.

- Uno de los casos más curiosos fue el de la familia Peláez –prosiguió Clodomiro con su relato-. La familia había visto como le expropiaban unos terrenos colindantes con su chabola con la excusa de que la vía había de pasar por ellos. El patriarca prometió entonces que no instalaría el WC que tan insistentemente le pedía el resto de la familia hasta que el tren pasase por los terrenos expropiados. A cagar a la vía, decía con chulería don Manué cada vez que alguien le preguntaba por el sanitario. Como es habitual, la frase cobró popularidad con la rapidez de un reguero de pólvora encendida, y en pocos meses se podía escuchar en cualquier rincón del Cabanyal.

- Increíble –dijo Ximenes maravillándose de la sabiduría del anciano Clodomiro.

- El caso es que la expresión llegó a Madrid y el ministro responsable de obras públicas, molesto por la rechifla, se encargó de que en pocas semanas las vías se instalaran y el tren pasara por ellas. No obstante, don Manué aún tardó en contruir un retrete para los Peláez y repetía sardónicamente la frase A cagar a la vía cada vez que alguien le recordaba el tema.

Ximenes entregó de mil amores el manojo de caliqueños a Clodomiro. Y no sólo eso. Le invitó a un vermú y unas habas en Casa Montaña. Esa noche en el bolsillo de Ximenes había cincuenta euros de trinqui. A la mañana siguiente, ya no quedaba ni rastro de ellos, a menos que consideremos la sideral resaca que retumbaba en su caja encefálica como rastro de los 50 euros.

martes, 10 de junio de 2008

lunes, 9 de junio de 2008

Biografía apócrifa de Phil Spector

Y yo con estos pelosExtracto de la biografía apócrifa de Phil Spector:
Phil Spector tuvo na infancia muy difícil. Cada vez que le llamaban por su nombre y apellido Phil escupía a la gente. A él le hacía mucha gracia esa broma, pero cuando se la hizo a su profesora en la Santa Rosita Primary School se llevó un castigo de padre y muy señor mío. Ese castigo no fue otro que estar toda el día de rodillas y cara a la pared, con tan mala suerte de que al otro lado de la pared estaban de obras y el ruido era insoportable. A esa pared frente a la cual Phil pasó muchas horas la bautizó el chaval como el muro de sonido...
(Gracias Ricardo)

viernes, 6 de junio de 2008

Astistas incomprendidos: Carmona Cardona

Extractos de la "Hagiografía de un provocateur".

“…para evitar denuncias por abuso sexual. Huyendo de aquello, recaló Cardona Carmona en un seminario, engañado por la apariencia etimológica del nombre de la instalación.”

“…durante la denominada Época Marrón, Cardona Carmona comenzó a explorar las performances dedicadas a rodar arrojados de fluidos corporales en bañeras. Así, en 1983 presentó en la Shitten Gallery su montaje Menstruación y sales en la que se exhibía una modelo con la regla bañándose en una bañera transparente. Obras similares, como las tituladas Shit in the water o Vómitos de chistorra desde el interior de una taza del WC, contribuyeron a afianzar la fama de polemista de Cardona Carmona. Incluso algún crítico malintencionado llegó a sugerirle una última performance titulada CC se corta las venas en el baño….”

“Después de una época tumultuosa en la que sus exmecenas le reclamaron los fondos que hábilmente había conseguido el artista, sin conseguir volver a ver ni un duro, Cardona Carmona se autoexilió en la isla de Lost…”

“Años después, cuando ya no quedaba vivo ni uno sólo de sus acreedores, regresó a su pueblo donde disfrutó de una tranquila jubilación dedicada a la pornografía, el alcohol, las drogas y el dominó…”

“… cuando mejor pintaban las cosas (esa tarde tenía partidita en el bar del pueblo), Cardona Carmona falleció al sufrir una descarga eléctrica mientras trataba de cambiar una bombilla de la lámpara del salón de su casa. Por expreso deseo del artista, su cadáver fue disecado allí mismo e ipso facto su viuda abrió una casa museo, comenzando a rentabilizar sin esperar ni un segundo todos los disgustos que le causó la disoluta vida de su marido, echando por tierra todos los sueños de adolescente que la pobre mujer tuvo cuando se casó con el artista.”

jueves, 5 de junio de 2008

Episodios ocultos de la historia

Cuando algo se me mete entre ceja y ceja...Hoy, Juan Martín "El Empecinado" (el de la foto).

Personaje apasionante donde los haiga, José Martín "El Empecinado" era un labrador de armas tomar... En concreto, tomó las armas cuando los gabachos invadieron la Piel de Toro engañando a los, por otra parte perfectamente engañables, Borbones, que se estaban tirando los trastos a la cabeza entre ellos, protagonizando episodios realmente nacionales en las orgías intrigas palaciegas que se montaban entre Godoy (nada que ver con los de Palacagüina), la reina, la Duquesa de Alba, el rey y su hijo, el pardillo intrigante que luego se haría llamar Fernando VII.

Pero lo que mola de El Empecinado es su mote. En contra de lo que dice la wikipedia (A los naturales de Castrillo se les llamaba con el mote de "empecinados", por un arroyo, llamado Botijas, lleno de pecina (el cieno verde de aguas en descomposición) que atraviesa el pueblo y se cree que de ahí le venga el apodo a este personaje.), esta santa casa ha podido saber, merced a sus malas artes, que el mote le venía a El Empecinado por lo cabezón que era el muchacho.

De hecho, se apostó con un amigo del pueblo que si tiraba a los gabachos de España en menos de dos años el otro le pagaba una caja de tercios. Y así ocurrió, porque a Juan Martín le pasa como a Gallardón, que cuando se le mete una idea entre ceja y ceja... no ceja hasta que la consigue.

martes, 3 de junio de 2008

El conceto es el conceto: muchismo

Muchismo: expresión que sirve para indicar que hay una cantidad considerable de... de lo que sea.

Ejemplos:
- una cantidad considerable.
- a punta pala.
- a cascoporro.
- un montonaco.
- mogollón.
- una jartá.
- pa parar un tren.
- no te los terminas.
- un trillón de millones de billones.
- n elevado a infinito.
...

lunes, 2 de junio de 2008