martes, 21 de agosto de 2007

Microrrelato #2

En la entrega de un premio de pintura, el portavoz del jurado elogió la arriesgada elección de colores en la obra del artista premiado.

En el discurso de agradecimiento, el pintor admitió ser daltónico.

2 comentarios:

J dijo...

¿Y llamaron al dueño de Ran-tan-plan?

siouxie dijo...

Es que los habitantes de Daltonia son muy arriesgados, hasta se pasan los semáforos en rojo,!Cualquiera diría que en Daltonia no hay semáforos!