viernes, 23 de marzo de 2007

El origen de la expresión: patatas traigo (iv)

(Esto se está convirtiendo en un culebrón, ¿no? Bueno, si queréis, podéis leer las entregas previas: el encargo del caso, la entrevista con Tartamundos Trotamudo y Sento el Gros se devana los sesos. Pero si eres un vago estajanovista, te contaré que Sento el Gros, al que le dejó tirado su hombre de confianza, el inspector Ximenes, investiga el origen de la expresión 'patatas traigo' al tiempo que se ve inmerso en una exploración de su vida interior. Pizca más o menos.)

La portera: le ofreces un minuto de gloria y lo desaprovecha por culpa de su timidezSento el Gros había pasado gran parte de la mañana rebuscando entre sus polvorientos archivos para encontrar la dirección de Ximenes. Al final la encontró en una papelera que no vaciaba desde hacía tres años. Junto a su fiel escudero, el becario Sahuquillo, emprendió el duro camino hacia la morada de Ximenes con un plan a medio trazar bajo un brazo y un bocadillo de chorizo bajo el otro. Ximenes vivía a tan sólo tres manzanas de su domicilio, pero Sento el Gros tenía que cuidar su reputación, así que cogió el tranvía e hizo que Sahuquillo le siguiera a la carrera por el carril bus.

Una ajada portera de cabello gris y gris atuendo barría con desgana el portal.
- ¿Vive aquí Pedro Ximenes?
- No, hoy no.
- ¿Cómo que hoy no?
- No, el señor Ximenes vive aquí de lunes a viernes. El que vive los sábados y domingos es el Lisensiado Vanaclocha.


"Ajajá", se dijo Sento. Todo empezaba a encajar como un inmenso puzzle sideral. Una bombilla se encendió encima de la calva de Sento el Gros. Pero, inmediatamente, le cayó una maceta, que rompió la bombilla y se hizo añicos contra la cabezota de Sento. Poco después unos pajarillos que por allí estaban se pusieron a dar vueltas alrededor del cráneo de nuestro héroe.

El becario Sahuquillo, alarmado por el accidente que acababa de sufrir su jefe, se apresuró a hacerle el boca a boca, que resultó milagroso, pues Sento se incorporó de inmediato, lanzando escupitajos, sapos y culebras por su boca. "¡Pero qué haces, insensato!"

"Yo...", comenzó Sahuquillo, pero su jefe le cayó la boca (al suelo, claro) de un certero sopapo. Entró en el portal mientras la portera, impresionada, le informaba: "Es el tercero".

El inspector Ximenes no esperaba visita. Abrió la puerta, con la guardia baja, con camiseta estilo imperio, barba de diez días y legañas fosilizadas en los ojos. ¡Quién te ha visto y quién te ve, inspector Ximenes! Un puñetazo en el ojo fue el buenos días que Sento el Gros le dedicó.

The Matrix: me han dicho que ponga más fotos"Traidor, así que tú eras el Lisensiado Vanaclocha. A saber la de cosas que te habrás inventado, la de dinero que me habrás sacado..." A todo esto, tenía lugar una terrible pelea, al estilo de las luchas de Matrix pero sin necesidad de ralentizar las imágenes, y es que ninguno de nuestros protagonistas estaban demasiado en forma. Al cabo de un par de minutos, ambos tosían con el espinazo doblado y a punto de echar los higadillos.

Hiro Nakamura: la rebelión del héroe modestoEntonces Sahuquillo habló. Fue como cuando Hiro Nakamura encuentra la espada... una especie de rito iniciático. Sahuquillo habló y dijo: "No os peléeis. Tenemos un caso por resolver". Y tanto Sento como Ximenes escucharon boquiabiertos y vieron que Sahuquillo tenía razón. Incluso les pareció ver una palomica sobrevolando la chola del ex-becario.

8 comentarios:

Mic dijo...

Mira que meter un spoiler de Héroes...

No te perdono eso, ni el "cayarle la boca".

Tartamundos Trotamudo dijo...

¿Qué spoiler? Yo no veo ningún spoiler ;-))))

Y lo de "le cayó la boca" es porque le cayó al suelo... es una licencia poética, como cuando dices, le cayó el alma a los pies ;-))))

AAS (asociación anti-spoilers) dijo...

hijoputa, sabemos quien eres y donde vives... así te corten los huevos con la espada de hiro

Tartamundos Trotamudo dijo...

A Noé le vas a hablar tú de la lluvia...

Mira cómo tiemblo (aquí tendrás que hacer un acto de fé e imaginarte que estoy temblando de coña...)

Yo que tengo detrás de mi, enviándome anónimos firmados a los de la Iglesia Ministerial y a los que buscan Tíos en Bolas y se sienten estafados... ¿tú crees que me voy a sentir amenazado por unos mindundis anti-spoilers?

Naaaaaaaaahhhh...

el profe dijo...

Ciertamente es una licencia poética traída por los pelos (a mi también me rechinó esa "y" hasta que leí el comentario entre paréntesis.

Respecto a los "spoiler" que menciona mic.... lo siento, por "spoiler" no me viene nada....

¿Fundamos la aaas y la aalim y la aalqbteb?

Un placer, amigo TT. ¿Para cuando la versión gráfica?

Tartamundos Trotamudo dijo...

Gracias, Profe.

La versión gráfica, en modo fotonovela, saldrá después del verano... estamos trabajandou en ellou..

Diplomado Malaquías dijo...

El Lisensiado Vanaclocha... ¿acabó realmente la carrera?

Sento el Gros... ¿cuanto mide o pesa?

Las patatas traídas... ¿están fritas, hervidas, guisadas?

Hiro...¿va recto?

Preguntas, preguntas y más preguntas.

Tartamundos Trotamudo dijo...

A grandes preguntas, pequeñas respuestas...

El Lisensiado Vanaclocha ni acabó ni empezó carrera alguna. Tiene en su despacho una fotocopia de un diploma que le tocó a su primo en la tómbola.

Los datos acerca de Sento el Gros los iremos dando con cuentagotas. De momento, digamos que tiene sobrepeso.

Sobre el estado de las patatas todavía no tenemos datos. En breve se anunciarán increíbles revelaciones.

Hiro va recto por la senda del señor.