miércoles, 4 de febrero de 2009

SPyMH1x15: Superpoco, la primera en la frente

Uno de los recortes de prensa acumulados por Superpoco. Fotocopiados y enviados a Mediahostia, quien todavía seguía lavando coches para el Canuto en la presunta Escuela para Superhéroes.

Rocambolesca historia desemboca en la detención de una célula peligrosa islamista
Autodesignado superhéroe, masajista con pies de cemento, salva la ciudad de un ataque terrorista
Por Baldomero Bis Bald (Barcelona)
Todo empezó en la Casa de Masajes Onan, regentada por el ciudadano turco Onan Dugluglu, en la que prestaba sus servicios como masajista José Antonio Orozco Comesaña, quien se autodenomina a sí mismo Superpoco. Todos los idicios apuntan a que en la citada casa de masajes estaba el cuartel general de la célula Alah Acá, que estaría planeando volar el Edificio Polla.

Inexplicablemente, la totalidad de los miembros del grupo, comandados por Onan Dugluglu, se entregaron a la policía, confesando todos sus planes, llorando como niños y prometiendo que no lo volverían a hacer. Todo con tal de no volver a ver a Superpoco. Según ha podido saber este corresponsal, Superpoco habría averiguado los planes del grupo terrorista gracias a unos superpoderes consistentes en hacerles un masaje con aceite de oliva virgen extra. El propio Superpoco confiesa que no sabía que tenía este superpoder. A continuación, víctima del miedo y el terror, el masajista habría exclamado ¡JOLINES! con un tono de voz tan irritante que los islamistas no lo pudieron soportar y corrieron despavoridos a entregarse a las autoridades, bajo la promesa de estas de obtener una orden de alejamiento de Superpoco.

Hay mucho loco suelto.


Junto al recorte, había una nota manuscrita del puño y letra de Superpoco:
¡MISIÓN CUMPLIDA!
¡LA PRIMERA EN LA FRENTE!

4 comentarios:

Carmona Dixit dijo...

No puedo imaginar lo que habrían hecho los terroristas si, en vez de un "JOLINES", Superpoco hubiera soltado un "CARACOLES".

Caballo viejuno dijo...

Sin animo de ir de listillo apuesto a que en el caso de decir
"CARACOLES" habría irrumpido un vortex procedente de Casiopea, llevandose a Onan y los suyos a la isla de Lost.
AMUNT SUPERPOCO!!

Carmona Dixit dijo...

¡Jajajajaja!

Tartamundos Trotamudo dijo...

Los guionistas todavía no saben qué ocurrirá si Superpoco exclama ¡CARACOLES!

Pero uno ya se viene imaginando que podría ser la mismísima HOTSIA.