martes, 4 de octubre de 2011

Reflexión a bote pronto #245

En el tercer mundo la gente necesita muy poco para ser feliz. ¿De qué se quejan entonces?

1 comentario:

Tartamundos Trotamudo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.