jueves, 19 de febrero de 2009

Murphy no tiene ni media hostia

Una de las Leyes de Murphy dice algo así como:
Cuando pares de buscar algo, lo encontraras.


Plántale cara a Murphy, qué se ha creído. Al fin y al cabo, seguramente sólo era un tío bajito con bigote. Ojo, que no tengo nada contra los tíos bajitos con bigote, pero es que tienden a ser pesimistas.

La mejor forma de echar por tierra el enunciado que acabamos de citar es no empezar a buscar nunca nada. Así ni encuentras ni dejas de encontrar. A lo mejor, si no buscas nada, no pierdes nunca nada. Y, en todo caso, si buscas algo, no emplees nunca más de un segundo en buscarlo, así lo encontrarás en el segundo segundo. ¿Me sigues? ¡Claro, por eso vas segundo!

1 comentario:

Carmona Dixit dijo...

Estaba intentando encontrar la media hostia que le faltaba, pero nada. Dejaré de buscar.