miércoles, 9 de julio de 2008

Adiós Sergio

Se va uno de los mejores.

Eres como una ardilla que no casca ni una nuez
y el final de la película es lo primero que suelo ver.
Y que más da, si es igual que yo diga la verdad.
Y si es igual, que más da que yo diga la verdad.

Los jerseys que te compré a cualquiera servirán
y este invierno quiero ver si ya puedes esperar
desnuda en el portal sin bostezar,
ni siquiera tiritar.

Eres la capital del peor país del mundo,
todos los que allí viajaron estuvieron de paso.
Y que más da, si es igual que yo diga la verdad.
Y si es igual, que más da que yo diga la verdad.

Pesqué un pez que era todo espinas,
se dejó toda la carne al salir del mar.

Ya no como en el plato del perro,
por las noches vuelvo a tener sueño.
Tengo un podio en mi casa,
soy el primero cuando quiero.

Ya no como en el plato del perro,
por las noches vuelvo a tener sueño.
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí ...


(Descansa en paz, Sergio)

1 comentario:

meru dijo...

Donde quiera que esté, seguro que ahora está feliz, feliz...