martes, 24 de septiembre de 2013

Las tronchantes aventuras de Laudelino Seisdedos

Laudelino Seisdedos tenía seis dedos en cada pie. La gente le decía que gracias a eso su vida sería más estable pues de todos es sabido que la estabilidad en el ser y en el estar tiene como consecuencia una estabilidad en la vida. Laudelino, no obstante, tenía problemas lexicográficos pues no sabía cómo tenía que llamar a cada uno de los dedos extra que tenía en cada pie.

Laudelino, hombre fino, que tenía un olfato felino y adoraba los capuchinos, odiaba sin embargo los mocasines porque no acababan de rimar bien y porque le apretaban los pies. Era uno de los problemas de tener más superficie de soporte, que era complicado encontrar calzado cómodo.

Un día Laudelino encontró en un libro un aforismo que cambió su vida: Más vale morir de pie que vivir de rodillas.

Pero Laudelino, estupendamente dotado como estaba para cumplir con creces la primera parte del aserto, entendió todo al revés.


Y así fue como pasó el resto de su vida de rodillas.

1 comentario:

BdV dijo...

Tronchante....jeje
Me encantan tus histerias absurdas e imposibles, imprevisibles...Con final infeliz¿?
¿Me recuerdas a alguien?
Sí, alguien que yo me sé...
[Aunque tendrías que escribir más a menudo para no estar tanto tiempo en dique seco y nos esperando]
Eso :]´