jueves, 4 de abril de 2013

Reflexión a bote pronto sin número

Las grandes revoluciones comienzan con pequeñas rebeliones.

Las pequeñas rebeliones empiezan por modestas protestas.

Modestamente protesto.

2 comentarios:

Bricd dijo...

Eso sí que es humildad, y no parece falsa; más bien cabreo callado.
En este caso si de empezar se trata, yo comenzaría por la propia palabra: "revelémonos" pues...Modestia a parte :)

Ramsés XII dijo...

En estos tiempos tan belicosos, sus palabras tienen cierto toque incendiario... haciendo alarde de mi actitud reaccionaria me uno a su protesta, cualquiera que esta sea...desde ya.