sábado, 26 de enero de 2013

La importancia de los monosílabos

Si yo como fiambre, soy carnívoro.

Pero si yo ME como UN fiambre, soy necrófago.

1 comentario:

Bricd dijo...

Hasta ahí no llego, pero en todo caso eres omnívoro; antes o después, no importa.
Breves saludos