lunes, 3 de septiembre de 2012

Reflexión a bote pronto #262

Los designios del Señor son inexcrotables. Posiblemente la razón de que esto sea así es que Jesús era judío.

2 comentarios:

Ramsés XII dijo...

...jajaja en todo caso creo que serían inexpre... inexpre-algo...

Bricd dijo...

Es que esa es una realidad por coions...
Deica