viernes, 26 de junio de 2009

jueves, 25 de junio de 2009

El origen de la pendencia

-¡Cómete la sopa!
- ¿Cómete la sopa? ¿Cómete la sopa? ... ¡Cómeme la po... piiiiiiiiiiiiiii!

martes, 23 de junio de 2009

La pendencia como forma de vida

- Hola, por favor, señor, ¿me puede decir la hora?
- Sí, y también te puedo pegar una hostia que te arranco la cabeza...

lunes, 22 de junio de 2009

viernes, 19 de junio de 2009

Diálogo de besugos

- Isidoro, ¿tienes huevos?
- ¿Que si tengo huevos? ¿Que si tengo huevos? ¿Cómo los quieres, duros o pasaos por agua? ¿Que si tengo huevos dice el tío? ¡Pelaos! ¡Los tengo pelaos! Pelaos de currar y de exprimirme las meninges para llegar a fin de mes... Que llevo toda la vida currando y total para qué... Mira, niño, yo a tu edad ya estaba hartito de currar... Y vosotros, los jóvenes, miraos... ¡dais pena! ¡Pena, penita, pena! No creéis en nada, no lucháis por nada, os da todo igual... sólo queréis follar y drogaros. ¡Qué futuro más triste nos espera con esta generación! ¿Estos son los que me tienen que pagar la jubilación a mi! ¡Apañao estoy! Y aún tiene los santos huevos de preguntarme si tengo huevos... ¡Sí, tengo huevos! ¿Qué pasa?
- Nada, nada... ¿Me das un tazón de sal?

jueves, 18 de junio de 2009

miércoles, 17 de junio de 2009

viernes, 12 de junio de 2009

Microrrelato

Cuando se murió, no estaba: había salido.

Es por ello que en el sepelio se encontraba de cuerpo ausente.

jueves, 11 de junio de 2009

Murphy no tiene ni media hostia

Hola, amigos.

Dice la decimoctava ley de Murphy:
En la cocina, todos los objetos que caen, van a parar abajo de la alacena.

Y lo dice sin tener ni puta idea de que las cocinas de hoy en día, pequeñas como ellas solas, no tienen alacena ni tienen nada. Es más, hay veces que uno llega tan tarde a casa de currar que ni siquiera le apetece cenar. Ni hacer ná.

martes, 9 de junio de 2009

Métodos para ligar "que así no"

Hágase el gracioso.

Por ejemplo, en Gijón, entre a una jovencita con la frase: "¿Asturias o trabajas?"

(Gracias, Diego)

jueves, 4 de junio de 2009

Reflexión a bote pronto #195

Cuando un perro vio a un hombre montado en bicicleta por primera vez, ¿ladró?

¿Y el perro?

miércoles, 3 de junio de 2009

Mis insultos favoritos: mequetrefe

¿Ya echábais de menos esta vieja sección, eh amiguitos del alma?

Yo también. Y no sólo eso, es que además creo que lo nuestro ha sido muy bonito.

En fin. Me he dado cuenta de que os tenía abandonaditos y heme aquí, repantigao sobre el sofá, manos al teclado, para ilustraros sobre uno de esos insultos que si bien no son demasiado usuales, lo deberían ser más, dada su estridencia, sonoridad y evocadora... y evocadora.

Hablamos, cómo no, de mequetrefe. Mequetrefe. ME-QUE-TRE-FE. ¿A que mola?

Yo lo uso siempre que puedo, aunque, a fuer de ser sinceros, he de admitir que no conocía exactamente el significado de este insulto hasta que, en mi denodada labor de documentación, he acudido al diccionario de la RAE a echar un vistazo. Y esto es lo que se me ha revelado:
mequetrefe.
(Quizá del ár. hisp. *qaṭrás, el de andares ufanos).
1. m. coloq. Hombre entremetido, bullicioso y de poco provecho.

Uno no puede sino felicitarse por haber descubierto que en árabe hispánico *qatrás quiere decir "el de andares ufanos". ¡Qué hermosa lengua es aquella que tiene una palabra para definir al de andares ufanos!

Por lo demás, la definición me ha demostrado que yo ya sabía más o menos qué significaba mequetrefe, algo parecido a metomentodo y/o gilipollas.

Aquí al lado, os pongo una foto de un niño al que sus padres le preguntaron qué quería ser de mayor y respondió mequetrefe.





Insistiendo en mis labores de documentación, he puesto "sinónimos mequetrefe" en el Oráculo y de este modo he llegado a esta página, donde he descubierto que entre los hermosos sinónimos de mequetrefe se encuentran:
botarate * tarambana * chiquilicuatro * chisgarabís
(Además también he aprendido que mequetrefe en inglés se dice twerp o jerk)

Lo de chisgarabís me ha recordado el nombre de un juego de borrachucerismo adolescente que consistía en jugar a las cartas y cuanto cometías un error beberte un trago de cerveza con un submarino de tequila. Como veis, de pequeño, yo también quería llegar a ser mequetrefe.

A fé mía que lo he logrado. Sirva este entrada como prueba irrefutable.