martes, 15 de diciembre de 2009

La prisión de la vida

Cayó preso de sus propios errores y la misma vida fue su prisión.

3 comentarios:

Mic dijo...

Genial. Me encanta la frase.

¿Me dejas continuarla?

"Y los días fueron las rejas de las cuales sólo se liberó en su último intento con su último aliento"

Anónimo dijo...

Con la muerte alcanzó la libertad. Y en la muerte será más libre que nínguno, pues sólo él sabía que somos presos.

Bricd dijo...

Algo que a medida que crecía le pillaba por sor-presa; presa de ello mas si hubiere habido más conocimiento hubiera huido...