viernes, 12 de septiembre de 2008

El origen de la expresión: a tontas y a locas (tercera parte)

(Si no hay dos sin tres, ¿para qué sirve el dos?)


Conducia Ximenes su utilitario, serpenteando entre el tráfico denso de la ciudad, y empezó a pensar en su pasado, en sus relaciones con Sento el Gros (estaba pensando yo en un spin off) y en las vacaciones que se iba a pegar en Cancún cuando resolviera el caso, cuya conclusión ya tenía al alcance de su mano. Pensaba en todo esto cuando su automóvil dijo basta y tuvo que desplazarse a pie, bajo un sol de justicia, hasta el MUSEO DE LA ESCRITURA.

Aparentemente, el MUSEO DE LA ESCRITURA estaba más chapao que las piernas de una monja, pero Ximenes, cuyo ánimo ya sabemos inquebrantable, decidió tomarse un carajillo en el bar de al lado para indagar sobre el negocio que le interesaba.
- El viejo ya bajó la persiana hace tres o cuatro años -le dijo el camarero al tiempo que servía un generoso chorro de Terry sobre el café-. Pero lo puede encontrar usted dándo de comer a las palomas del parque de aquí al lado.

No le costó a Ximenes terminarse el carajillo. Ni dar con el jubilado que, en lugar de acodarse a las vallas de las obras, prefería dar de comer a las palomas. Presentóse Ximenes, justificóse, inquirióle al hombre mayor (cuya identidad no revelaremos de momento, con vistas a sacarnos un as de la manga en futuras secuelas), enteróse del caso, agradecióle sobremanera y regresó a su despacho para redactar el informe. Dinerillo fácil.

Hace unos años un sacerdote al cargo de un colegio para niños y niñas con problemas mentales saltó a la palestra cuando su foto apareció en El Caso. El Padre Piñonero fue acusado de abuso de menores. La Iglesia Católica, como suele ocurrir en estos casos, silenció el tema enviando al cura a una isla tranquila del Mediterráneo. Sin embargo, cierto periodista se las ingenió para localizar al pederasta y conseguir una entrevista con él. El Padre Piñonero exhibió un cinismo a prueba de balas. Lo que más llamó la atención de sus declaraciones fue que dijo que "siempre le habían gustado las niñas" pero sobre todo "las tontas y las locas, que eran las más fáciles de convencer". El escándalo que produjo la publicación de la entrevista se fue diluyendo cuando la justificación oficial de la Conferencia Episcopal es que la salud mental del Padre Piñonero no era plena y que sus declaraciones las había realizado, "sin reflexionar, con demasiada espontaneidad, sin orden ni concierto". La sabiduría popular comenzó a utilizar esa expresión como sinónimo de "sin reflexionar, con demasiada espontaneidad, sin orden ni concierto". Y los crímenes del Padre Piñonero cayeron en el olvido.

Terminó de redactar su informe con una mueca de asco Ximenes y después marcó el número que el Profesor Amabuntu le había facilitado...
- En estos momentos, todos nuestros operadores están ocupados. No se retire. En breves instantes le atenderemos... (y una insufrible tonada de Carlinhos Brown)...

Pronto perdió la paciencia Ximenes. Colgó y se desplazó al local del curandero africano... Nadie le respondió cuando llamó al timbre. Deslizó el sobre con el informe por debajo de la puerta, con la extraña sensación de estar siendo observado.

Efectivamente, en ese momento, desde una esquina le vigilaba Yogurtu y desde otra, uno de los hermanos Machancoses. No podía imaginar Ximenes que había sido utilizado (ni siquiera lo podía imaginar yo, que estoy escribiendo esto). Nada sospechaba que su persona iba a ser crucial en... ¡LA BATALLA DEL CALIQUEÑO!

(Próximamente en sus pantallas)

7 comentarios:

UN6YUN4 dijo...

Yo ya mimagino a Ximenez con la cara de Usebio Poncela...

vete a Cancun Ximenez!! no te metas en camisas de once varas!! (ahora que lo pienso descompuesto y sin novia, aceptaria otro caso?)

Tartamundos Trotamudo dijo...

Ximenes acepta todos los casos que le proponen... Eso es lo que le digo yo, que no sabe decir que no.

Yo, si fuera él, adopatría la filosofía ortegacaniana... "Dejadme en paz, dejadme vivir". Pero no me hace caso.

UN6YUN4 dijo...

ese torero filosofo no seran el arista anteriormente conocido como el bombero torero, no? descanse en paz de todas formas...

(yo lo del caso, por si acaso te hace caso, lo decia por las camisas de once varas, te dire que yo llegue hasta este altar buscando en el guguel el origen de la expresion moco de pavo, ahi es nada... y puede que todo)

Tartamundos Trotamudo dijo...

Donde se ponga Ortega Cano, que se quite Ortega y Gasset... Además, lo de Ortega Cano tiene más mérito: él sólo es uno.

¡Estamos tan agustitooooo!

Pues sí, se intentará que se le haga caso, Ximenes es muy dadivoso y agradecido... y lo de la camisa de once varas es un material con tremendo potencial. Imbricado en la guerra del caliqueño... ¡Ya veo las luces de Jolibú en el estreno del flim!

cagallón viejo dijo...

Interesante idea...
Me aventuro a proponer a Mickey Rourke como protagonista del flim. Creo que con pasar la semana de fallas en Valencia se metería en la piel de Ximenes... seguro que meter se metería.

Carmona Dixit dijo...

No sé si se la metieron doblada a Ximénez con el origen de la expresión "a tontas y a locas". Pero merecería ser verdad. Qué gran (y detestable) sentencia la del Padre Piñonero.

Tontito McKenzie dijo...

Perdone usté, pero me está costando seguir la trama a través del mar de adjetivos que pueblan el relato y me impiden disfrutar los acontecimientos.

Para cuando la versión con dibujitos? O en su defecto comic?