miércoles, 31 de diciembre de 2008

La Nochevieja de Superpoco

Mediahostia odiaba las Navidades. Si, habitualmente, estas fechas tan señaladas que la tinta de los calendarios está emborronada son bastante insufribles para la gente solitaria, para un pingüino de peluche, mucho más. Se da el caso de que al caminar por la calle, debía esquivar los manotazos de los críos, que lo creían el regalo que les traía el obeso del pelo blanco y el ridículo traje rojo.

Además, estaba un poco deprimido porque no tenía noticias de Superpoco. Desde que le había hecho el ofrecimiento de apuntarse a la Escuela para SuperHéroes ChurreríaElCanutoSusChurrosEnUnMinuto, su amigo no había vuelto a dar señales de vida. Bueno, practicaré yo solo, y si este no dice nada, me apuntaré a la escuela por mi cuenta y si te he visto, no me acuerdo, se dijo el pingüino en euskera de Barakaldo, mientras cogía un par de botellas de butano.

A todo esto, de momento no tenía noticias de su empresa. El rumoreado ERE de momento no se había materializado en noticias reales. La vida podía ser una verdadera mierda, sobre todo en Navidades.

***************

Superpoco, por su parte, disfrutaba como un enano de estas fiestas. Y eso que sus problemas de movilidad (sus pies aún estaban unidos a una plataforma de cemento armado hasta los dientes) le procuraban problemas a la hora de coger caramelos en las cabalgatas que presenciaba. De todas formas, se aprovechaba de sus superpoderes para conseguir las golosinas que iban dirigidas a los niños, sobre todo de la supermirada de intensidad insoportable que como no me hagas caso te destruiré en menos de un microsegundo. Los niños no podían soportarla y, en lugar de entrar en contienda, lloraban desconsoladamente cuando la recibían, de modo que Superpoco tenía problemas con los airados padres y las histéricas madres.

Aparte de ir a cabalgatas, a Superpoco le gustaban las Navidades porque se podía poner todo tipo de adminículos que le encantaban: cuernos de reno rojos, gorros de Papa Noel, gafas con linternas láser, coronas de Burger King, manos gigantes... todo un mundo de diversión.

At last but not least, Superpoco disfrutaba de las Navidades porque se podía poner ciego. A Superpoco le encantaba tirarle a los palomos, churrarse, ponerse hasta el culo de cervezas, ron y cava... Se lo pasaba bomba yendo a los supermercados y tomando todo el jamón y el cava de degustación que le ofrecían. Turrón no cogía, que le daba gases.

Sin saber como, había llegado la Nochevieja y Superpoco estaba en un bar de mala muerte donde al son de las doce campanas nuestro colchonero amigo trasegaba indistintamente chupitos de ron, de tequila y de baileys. Ignota mezcla, que produzco reacciones insospechadas en el estómago del peluche que sólo quería ser tu amigo. De repente, Superpoco empezó a sentirse mal. Y profirió su temible: ¡Jolines!, que tuvo como efecto secundario indeseado que irrumpiera un vortex procedente de Casiopea (vino en metro) y se llevara por delante a todos los parroquianos del bar (que un día de estos aparecerán en la isla de Lost).

Horas más tarde, cuando ya había amanecido, a Superpoco le sobrevino la fase de melancolía que toda borrachera trae tarde o temprano, y como quiera que por aquel entonces pasaba junto al Manzanares, cerca de donde en su día conociera a Mediahostia, unas gruesas lágrimas cayeron de sus ojos de tela. En ese momento decidió llamar a Mediahostia y decir simplemente: Acepto.

martes, 30 de diciembre de 2008

lunes, 29 de diciembre de 2008

Spoil circular

Estás deprimido y entras en el cine. En el zaguán, una conversación ajena revolotea y se posa junto a tu oído: "Al final se casan".

La película es una bonita historia de amor cuyos protagonistas, enamoradísimos, son unos actores de teatro que triunfan en Broadway con un musical. El público, entusiasmado, entra a centenares a la sala. Pero alguien, al cruzarse con un chico que entra, dice: "Es una pena que al final ella muera".

Y cambia la historia, porque el actor no puede soportar tanto dolor y deja el teatro. Se enrola en un barco ballenero, para alejarse de los lugares donde recordó ser tan feliz. El barco se hace a la mar y el que durante un tiempo fuera un galán las pasa canutas. Sólo un viejo lobo de mar se apiada de él, le ayuda y le hace más llevaderas las duras noches en el océano contándole viejas historias de marineros. Una de ellas, sobre un barco que desafiaba a Poseidón, le sobrecoge especialmente. Pero antes de que la historia acabe, el grumete, que también escuchaba, interviene: "El barco se acaba hundiendo".

Sólo se salva el grumete, quien escribe una novela sobre su experiencia en aquel barco colosal. La novela se vende a millones y el grumete triunfa. Después de esa novela, vienen otras, todas recibidas por el público con un entusiasmo sin par. Sin embargo, el éxito y la fama acaban minando la moral del escritor, que no estaba preparado para ellas. Descrubre que toda la gente a su alrededor está a su lado únicamente porque se están aprovechando de su dinero y su situación. Deprimido, escribe la que será su última novela: en ella, un escritor famoso y millonario, deprimido, ve como su vida se va deteriorando por culpa del alcohol y otros excesos, hasta que en un momento dado se sorprende a si mismo junto a la barandilla de un puente, con la idea no verbalizada de lanzarse al vacío...

Deja la novela en ese punto y sale a tomar el aire, sale a refrescarse, sale a dar un paseo... un paseo que le lleva a un cine. Casi sin darse cuenta de cómo ha llegado ahí, se descubre a si mismo viendo una vieja película con final feliz. Antes de que las lágrimas emborronen la pantalla con el rótulo The End se da cuenta de que a su lado está el amor de tu vida. Todo el tiempo ha estado ahí.

Miras a tu lado y ahí está ella.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Aforismo de todo a un euro #75

El odio es la droga más adictiva que existe.
Una vez que empiezas, no puedes dejar de odiar.
No empieces a odiarme.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Diálogos navideños

Cuñado gorrón a cuñado anfitrión en multitudinaria comida familiar navideña:

- ¿Un poco de turrón?

- ¡No tengo ron!

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El eso de Mediahostia

La ciudad está en ruinas y el pavor crece por doquier. Una amenaza externa, qué se yo... pongamos extraterrestres asesinos y sádicos que quieren dejar a la Tierra sin agua y sin mujeres ha venido a tocar los cojones de los terrícolas y la ha liado gorda.

Las inmensas naves matrices proyectan su sombra sobre el Estadio de La Peineta, lo cual es extraño, pues ese día no hay partido, ni tampoco tablao flamenco.

El Ejército gasta sus últimas balas, en vano, ante una potencia de fuego claramente superior. Rendirse nunca pero... ¿salir corriendo es una opción válida? No seré yo quién diga que no. Lo que está claro es que la situación es grave, diríase desesperada... si no fuera por...

¡SUPERPOCO Y MEDIAHOSTIA!

Ahí vienen nuestros superhéroes favoritos, firmando autógrafos y haciendo piruetas en el aire (ya han aprendido a volar sin estar borrachos).

Superpoco maneja con soltura unas Bolas de Dragón (imitación china casi perfecta) y Mediahostia lleva puestos los tropocientos Anillos del Poder que Sauron forjó para dominarlos a todos. Los marcianos de los cojones se van a acojonar cuando los vean fijo.

Lo malo es que no miran, porque están todos muy ocupados siguiendo por cosmovisión la final de la Liga Marciana, disputada entre el Marciatlético y el Marciathletic. En contra de lo que podría suponerse, en lugar de aprovechar la ocasión para lanzar un ataque sorpresa, Superpoco y Mediahostia se hacen hueco a base de codazos en la sala de cosmovisión de la nave nodriza marciana y comienzan a tifar cada uno por el equipo marciano hermanado con el terrestre de sus amores.

Los marcianos les acojen de buen rollo. Y poco a poco comienza a fluir el elixir de la exaltación de la amistad. Y al final, marcianos y superhéroes, ya sin saber que ha ganado el Marciathletic (1-0 gol de penalty que no era en el último minuto, pitado injustamente por Mejuto Marciánez), cantan hermanados y emocionados aquello de "Alcohol, alcohol, alcohol-alcohol-alcohol... hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual" (los marcianos lo cantan con un gracioso acento andaluz).

La resaca al día siguiente es tremenda y por un momento Mediahostia y Superpoco parecen haber olvidado las promesas de amistad eterna que se profesaron la noche anterior con los marcianos... pero cuando despierta el jefe y les invita a desayunar con él, lo recuedan todo... Y acaban con el conflicto de manera pacífica.

Los marcianos se van de la Tierra entre vítores de "Volved pronto" y "Nos escribimos por el Messenger", proferidos por la multitud, que ya en menos de 24 horas ya ha erigido centenas de estatuas de Superpoco y Mediahostia, considerados desde ya y para siempre SUPERHÉROES PREDILECTOS DE LA TIERRA.

En eso, Mediahostia se despierta y se da cuenta de que todo era un sueño. Va rápido a conectarse al ordenador y... ¡decepción! Superpoco todavía no ha contestado.

martes, 16 de diciembre de 2008

Grandes emprendedores que es que no y es que no

Bonifacio Alza erró su vocación. Fue socio fundador, junto a su cuñado Dionisio, de Confecciones Alza.

El negocio de la moda funcionó... a medias durante unos años. Pero luego, una mala administración de su cuñado Dionisio, a la sazón contable de la empresa, dio al traste con las pretensiones de Bonifacio de hacerse millonario.

Esto es lo que dicen los libros de historia y los libros contables. Pero lo cierto es que al bueno de Bonifacio le hubiera ido mucho mejor si en vez de dedicarse a la moda, hubiera establecido una zapatería. Pensadlo bien y veréis como sí.

Por no hablar de cómo le hubiera ido si hubiese sido corredor de bolsa.
"¡VENDED AL ALZA!"

lunes, 15 de diciembre de 2008

jueves, 11 de diciembre de 2008

El conceto es el conceto: autobombo

Autobombo: Dejarse embarazado a uno mismo, por ser introvertido (eyacular hacia dentro, como Sánchez Dragó, ese personaje de ficción), y hacer promoción de ello en los medios afines o acomienzos.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Mediahostia y Superpoco chatean por el Messenger

Mediahostia: HL. STAS X AY?

Superpoco: ¿?

MH: K S STAS X AY

SP: ¿Qué cojones estás diciendo? A mi o me escribes como dios manda o ya hemos acabao…

MH: No si a mi también me cuesta un huevo escribir así, pero como por Messenger todo el mundo lo hace, pues yo pensaba que…

SP: Yo pensaba, yo pensaba… Que quede bien clarita una cosa: si algún día hacemos una pareja de superhéroes, tú eres el que actúa y yo el que piensa… ¿Capito?

MH: ¡Qué pito! Nontiendoná…

SP: Dejémoslo estar… ¿Qué ha hecho el Athletic esta semana?

MH: Ganó, pero de todas formas la victoria se ha visto empeñada por…

SP: Será “empañada”.

MH: ¿Eh?

SP: Nada, nada… que sigas…

MH: Pues eso… que ha habido rumores de una compra de un partido al Levante, para que no bajaran y eso… Felacias.

SP: ¿Felarías?

MH: Eso, eso digo yo…

SP: Calla, calla, que luego salen noticias sin fuste en los periódicos… que ya no saben lo que inventarse…

MH: Oye, ¿te conté que me compré una capa y una escoba en el Lidl?

SP: No, no me dijiste nada. La capa mola, pero… ¿para qué quieres la escoba?

MH: No sé, ya se me ocurrirá algo… Un día de estos puede ser necesaria para “barrer a los malos de la faz de la tierra”.

SP: Eres de lo que no hay.

MH: ¿Lo soy?

SP: Sí, tonto… ya lo sabes… afortunadamente eres de lo que no hay… jajajaja…

MH: Como te gusta tomarme el pelo.

SP: Pues sí, es verdad, no lo voy a negar… Pero en el fondo sabes que te quiero…

MH: Oye, ¿sabes? Hay rumores de que en mi empresa va a haber un ERE y he estado pensando que… si me echan a la calle…

SP: ¿Qué? Desembucha, por Dios…

MH: Que si me echan a la calle, nos lo podríamos montar juntos. ¿Qué opinas?

SP: Mmmm… no sé… no corren buenos tiempos para el negocio de los superhéroes. La crisis también nos está afectando.

MH: No te veo muy ilusionado.

SP: La verdad es que sí que me hace ilusión, pero hay que valorar pros y contras… no tirarse al puente (sic), antes de tener una idea clara de las cosas…

MH: Pues vaya…

SP: Además, nosotros somos unos superhéroes novatos… Ni siquiera sabemos cómo controlar nuestros superpoderes…

MH: Por eso no te preocupes. He cogido unos folletos de la Escuela para SuperHéroes ChurreríaElCanutoSusChurrosEnUnMinuto y creo que allí nos pueden preparar guapamente…

SP: Pero eso debe ser carísimo.

MH: Por eso no te preocupes… Yo invierto lo que me den de indemnización en la matrícula…

SP: En TU matrícula. ¿Y yo qué?

MH: La tuya también la pagaría yo.

SP: Mmmm… no sé, no me gusta tener deudas…

MH: Venga, vaaaaaaaaaaa… hazlo por mi. El mundo necesita una pareja de superhéroes tontorrones, hay mucho supervillano por ahí (mira el Pocero Malo, por ejemplo)… Y si lo piensas bien, es un negocio con mucho futuro… porque mala gente siempre va a haber… Venga, va… prométeme que te lo pensarás.

SP: Bueno, vale, lo consultaré con mi almohada… pero no te hagas muchas ilusiones.

Nos ahorramos la despedida, que, como suele ocurrir, fue larga y no aportaba nada a la narración (ya sabéis, eso de “cuelga tú”, “no, cuelga tú antes”, “venga, va, a la de tres… una, dos y… ¿aún estás ahí?”, trasladado al mundo cibernético). Sólo diremos que, pese a las indicaciones en contra de Superpoco, esa noche Mediahostia sí se hizo ilusiones.

martes, 9 de diciembre de 2008

miércoles, 3 de diciembre de 2008

La lista de la compra de Mediahostia

Nos hablamos por el Messenger
Después del fin de semana increíble en el que el Athletic se hizo con los tres puntos en el siempre complicado campo del Vicente Calderón. Después de que durante ese mismo fin de semana, Mediahostia conociera a Superpoco, se liaran a mamporros, se dieran cuenta de que ambos eran superhéroes… Después de que se fueran de farra y de que salieran volando del bar… ¡Menuda resaca!

Los simpáticos lectores de Ínfulas tendrán, sin duda, nociones acerca de los efectos demoledores de una resaca provocada por una borrachera de 20 cervezas, cinco gin-tonics, dos copazos de pacharán y diez chupitos de orujo de hierbas, amén de dos carajillos de terry… Lo que no pueden saber nuestros lectores es el efecto multiplicador que tiene toda esa ingesta etílica cuando eres un superhéroe. Este es uno de los superpoderes absurdos que comentábamos hace unos días: ¡LA SUPERRESACA!

¿Que para qué sirve? ¡Ni idea! Por eso es un superpoder absurdo.

El caso es que después de un domingo de superresaca durmiendo a la vera del Manzanares entre escombros, heces, vomitonas y cagadas de pato, Mediahostia se dio cuenta de que tenía que coger el autobús de regreso a Bilbao si no quería llegar tarde al curro de repartidor de butano aquel lunes.

“Nos hablamos por el Messenger”
, fue la despedida de Superpoco, que dormitaba a su lado, con las comisuras de los labios blancas de saliva reseca (guacheras) y un dolor de cabeza del tamaño de una galaxia.

La vieja a Bilbao fue un invierno, toda Castilla El Viaje estaba nevada.
Las máquinas quitanieves, pese a las protestas de un doble de Harry Potter que se pasó todo el trayecto refunfuñando, no hicieron acto de presencia. Ya llegando a Logroño, tras la preceptiva rima fácil, el autobús hizo una pausa “para que se alivien los pasajeros”, momento en el cual Mediahostia salió para estirar las piernas. Y el efecto del estiramiento llegó hasta sus intestinos, de modo que compuso lo mejor que pudo y apuntando hacia la carretera, uno de sus temibles ¡PEDOS INCENDIARIOS! Y fue así que la calzada hasta el mismo Bilbao quedó expedita (¿lo pilláis? ¿lo pilláis?).

El lunes no lograba dar pie con bola nuestro pobre Iñaki. Suerte que tras un día interminable, se hicieron las ocho, hora de finalización de la jornada laboral de nuestro pingüino-butanero-superhéroe. Lo malo es que cuando ya degustaba las mieles del sofá al llegar a casa, su madre salió a su encuentro y sin ni siquiera darle un beso a su buen hijo, le puso un postit en la mano y le arengó: “Venga, vete rápido pal super, que cierran”.

Dado el interés documental que tiene dicho postit, que ha caído en las manos de este humilde narrador, lo reproducimos a continuación, ya que es posiblemente la primera lista de la compra de un superhéroe imaginario y absurdo que se publica en un blog chorra:
- Cuarta y mitad de Pavofrío, cortado en lonchas finas, que es para el niño.
- Limpiahogar general con bioalcohol, garrafa de 10 litros (envase familiar).
- Pan de molde sin corteza, 500 gr.
- Palomitas para microondas, seis cajas.
- Zumo de piña.
- Una lata de berberechos.
- Dos kilos de manzanas.
- Y si quieres, te puedes comprar alguna chuchería.

Esta última línea está tachada, pero hemos podido saber que Mediahostia fue a comprar a un Lidl, porque cerraban más tarde. Y como es sabido que en esos comercios venden mayormente cosas absurdas, aprovechó la licencia materna para comprarse dos chorradas que pensó que le servirían en su meteórica carrera superheróica: una capa de superhéroe y una escoba que estaba muy bien de precio.

Estaba deseando llegar a casa para conectarse al Messenger y contárselo a Superpoco.

(to be continued...)

viernes, 28 de noviembre de 2008

Reflexión a bote pronto #173

¿Puede alguien que sólo mida 1,50m. llegar a ser alto cargo?
¿Puede tener estrechos colaboradores gordos?

jueves, 27 de noviembre de 2008

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Así se conocieron Mediahostia y Superpoco

Este es SuperpocoBuenas tardes, amigos del morbo. Bienvenidos un miércoles más a vuestro programa de cotilleo favorito. Mientras otros ponen el dedo en la llaga, nosotros metemos el dedo en el ojo.

Hoy contamos con la presencia en nuestros estudios con una pareja que, sin duda alguna, hará mucha ilusión a niños, pequeños, menudos, grandotes, abueletes y prejubilados. Ellos son, ni más ni menos, Superpoco y Mediahostia. Un fuerte aplauso para nuestros superhéroes favoritos.

Presentadora (P): ¡Bienvendidos a nuestro humilde programa!

Superpoco (SP): Gracias, gracias… Mediahostia y yo estamos muy contentos de estar aquí y poder contar nuestras intimidades a tanto desconocido que nos admira.

Mediahostia (MH): Bueno, yo en realidad, vengo por la pasta… Es que me he enviciado al juego de la rana y se me va el sueldo… Y el sueldo de superhéroe tampoco es tan alto como la gente se cree…

P: Bueno, bueno, esas cosas no sé si interesan a nuestros telespectadores…

MH: ¿Y qué es lo que interesa a nuestros telespectadores?

SP: Yo te lo diré: nuestros telespectadores quieren carnaza.

MH: Démosles carnaza, pues. Venga, Asun, dispara… Responderemos a todo lo que nos preguntes.

P: Ahí vamos. La principal razón por la que os hemos invitado hoy aquí es para que nos contéis cómo os conocisteis…

SP: ¿Que cómo nos conocimos? ¡Uffff! Eso fue hace mucho tiempo… (musiquilla de flashbacks e imágenes detrás de unas nubes, Superpoco habla en off. Mediahostia de vez en cuando le interrumpe. Asun, la presentadora, de vez en cuando les interrumpe a los dos)

SP: Yo me había librado de unos gangsters gracias a mi ¡SUPERGRITO REPELENTE! Pero estaba atrapado en una palangana llena de cemento armado hasta los dientes. Estaba al lado del río y hacía frío. Y así pasaron los días, y yo desesperando, y tú, tú contestando, quizás quizás quizás…

MH: Superpoco se quedó atrapado en la palangana de cemento varias semanas, hasta que el Athletic de Bilbao visitó el Vicente Calderón y yo, que para entonces ya era consciente de mis poderes, me desplacé con el equipo para disfrutar de una victoria de los leones en el feudo colchonero. A la salida, estaba un poco piripi porque, con el perrito caliente que me tomé para merendar, me había tomado una cerveza caliente, desventada y sin alcohol. Por lo visto, no me sentó muy bien, ya que cuando me separé de la comitiva que regresaba en cívica procesión hacia los autobuses, para hacer mis necesidades by the river… vi allí, solo y desamparado a Superpoco

SP: De desamparado nada, que llevaba conmigo la medallita de la Virgen de los Desamparados que me regaló mi mami y que siempre me acompaña… Yo vi llegar a Mediahostia haciendo eses y con la chorra en la mano y pensé que venía a violarme, así que me concentré, me concentré…

MH: Y no pasó nada. Simplemente, que me acojoné por el color de piel que tomó la cara de Supercoco. Así que…

SP: Así que nada… Le pegué un ¡SUPERGRITO REPELENTE! de los míos y el tío se tiró uno de sus ¡PEDOS INCENDIARIOS! Y allí mismo comenzó una batalla incruenta…

P: Y un poco ridícula, ¿no?

SP (ignora el comentario poco afortunado de Asun): El caso es que nos tiramos allí dos horas, yo soltando supergritos y aquí el colega tirándose pedos incendiarios… Una verdadera lucha de titanes.

MH: Hasta que nos cansamos… Y nos dimos cuenta de que los dos éramos buenos e indestructibles. Supimos que teníamos una misión que cumplir.

SP: Irnos de cañas. Bueno, la misión de aquí Mediahostia, de entrada, fue ir a por una carretilla y llevarme a un bar que yo conocía, donde nos pegamos una cena de tres pares de cojones (con perdón).

MH: Allí se cimentó nuestra amistad, nunca mejor dicho… ¿Lo pilláis? ¿Lo pilláis? ¡Se cimentó! JUAS JUAS JUAS…

SP: Luego salimos volando de allí.

MH: Entonces fue cuando nos dimos cuenta de que podíamos volar… Este estaba graciosísimo volando por Madrid con los pies de cemento esos tan bonitos que tiene.

P: ¿Y respecto a vuestra sexualidad? ¿Qué nos podéis contar?

SP: ¡Oh! Creo que nos tenemos que pirar echando leches… Debe haber por ahí una alarma sonando que percibo con mi superoído. Hasta otra.

MH: Eso. Adiós. Muy buenos los canapés. Felicite a la empresa de catering.

viernes, 21 de noviembre de 2008

El origen de Mediahostia

El origen de Mediahostia es humilde… y vascuence. De extracción social y geológica baja (su padre era minero), Mediahostia, un pingüino de Barakaldo cuyo verdadero nombre es Iñaki Perurena (nada que ver con el levantador de piedras), sufrió en su infancia maltratos psicológicos por parte de su padre. Cuando era un pingüino joven, era muy fan del Tato Abadía, de ahí su simpatía por el Logronés, pero un día, de resultas de un golpe sufrido en la cabeza tras una intensa sesión de txikiteo, vio la luz y se hizo del Athletic.

Iñaki siempre tuvo un carácter introvertido (y eso no significa que eyaculara para dentro como dice que hace Sanchez Dragó, ese personaje de ficción), así que se refugió en las andas de su mamá y se aisló del mundanal mundo.

Por ello, no es de extrañar que se hiciese butanero. (Memo: yo; recuperar la sección En defensa de… con una entrada dedicada a los butaneros). Todo los hombres del mundo sospechan que los butaneros existen con el único propósito de dejar embarazadas a sus mujeres, pero esto no es necesariamente cierto.

El caso es que, como cuenta el chiste, un día el esforzado profesional de la bombona subió a un quinto sin ascensor una bombona y la señora que le recibió en la puerta (ligera de cascos y de ropa) le hizo pasar a la cocina, pasó a la galería y le dijo “Métamela aquí”, a lo cual el pobre Iñaki no pudo resistirse. Siendo sorprendido en plena faena por el marido de la señora, segurata de profesión, cachas de musculatura, ornitorrinco de CI, apodado El Bestia por sus amigos… no le quedó más remedio que acudir al cansino “No es lo que parece”. Toda vez que las razones de nuestro ilustre pingüino no convencieran al astado marido (quien tuvo la poca gracia de bautizarle “Mediahostia”, dada la poca resistencia que ofreciera), aquel se vio obligado a acceder a las pretensiones de este, quien no tuvo mejor idea que meterle el contenido de la botella de butano por el culo al pingüino. ¡Qué ocurrencia! Así que le “amorró” la gomica del butano al esfínter anal y abrió la espita…

Creedme, amiguitos, no existen muchos estudios sobre los efectos del butano en el sistema digestivo humano. (Un día de estos ponemos a currar en ello al Inspector Ximenes, que últimamente no da un palo al agua).

El caso es que el desdichado Iñaki volvió a casa meditabajo y cabezabundo y con un dolor de tripas de tres pares de cojones. Y quiso el Diablo (que siempre tiene un roto para un descosío) que esa noche su madre le tuviera preparados para cenar Pimientos del Padrón… pero no de los que “unos pican y otros no”, sino de los que “casi todos pican”. Vete a El Padrón a reclamar… Igual te empadronan allí… Os podéis imaginar, perspicaces lectores, los efectos que ello tuvo en nuestro pobre pingüino. Butano + Pimientos del Padrón, un cóctel explosivo, podéis creerme.

Viendo la tele en el sofá con su madre, antes de irse a acostarse, sonó el timbre. Eran unos testigos de Johova pesadísimos, que tras hora y media de charlas, sin ser invitados a pasar, no abandonaban el descansillo… Iñaki ya no pudo aguantar más y soltó un temible ¡PEDO INCENDIARIO! Los testigos de Jehova, chuscarrados, huían despavoridos escaleras abajo. La madre de Iñaki le miró con orgullo.

Iñaki no lo sabía, pero… ¡HABÍA NACIDO MEDIAHOSTIA!

(Gracias Domingo, por la aportación gráfica)

jueves, 20 de noviembre de 2008

El origen de Superpoco

Superpoco, de nombre real José Antonio Orozco Comesaña, antes de convertirse en superhéroe era un peluche que dedicaba sus días a su trabajo, a ser cuidado por su madre y a sus dos grandes pasiones: Tino Casal y el Atlético de Madrid. Trabajaba barriendo los pelos que caían al suelo en la peluquería que regentaba su madre en el muy madrileño barrio de Carabanchel Alto. Bueno, los sábados trabajaba de payaso insoportable en una ludotecas, pero eso era para redondear ingresos, no por vocación. A él lo que realmente le gustaba es imitar a Tino Casal en el Singstar.

Un día volvía José Antonio del Vicente Calderón, rumiando maldiciones cursis por el enésimo disgusto que le había causado el equipo colchonero, cuando una ancianita, adorable mas pertinaz, se interpuso en su camino, interpelándole:
- ¿Ha visto usted a Mistetas?
- No, ni ganas… -declamó José Antonio sin detenerse.
- No, no… no me ha entendido usted. Es que Mistetas es el nombre de mi gato, que se me ha perdido.
- Vale, pero no he visto a su gato.
Normalmente José Antonio era mucho más educado y cortés, pero como estaba enfadado por la derrota del equipo del Manzanares, pues… pero aún así, no lograba desembarazarse de la embarazosa situación. Al final, la vieja (digámoslo ya de una vez, porque todos estábamos pensando que lo de ancianita pesada ya era demasiado eufemístico), la vieja, consiguió que José Antonio se encaramase a un árbol donde estaba asustadito el gatito (quizás lo que pretendía nuestro amigo era lograr una entrada en la sección Las Tronchantes Aventuras… pero no lo logró). Haciendo equilibrios logró acercarse al minino, pero, justo cuando estaba a punto de rescatarlo, el gatito saltó y volvió tranquilamente con su dueña, que ni siquiera se dio la vuelta para agradecer a José Antonio su esfuerzo.

J.A. se quedó colgado en el árbol sin que nadie se parara a ayudarle. Estaba paralizado de terror, subido a la rama de un olmo, a tres metros de altura del suelo. Cuando anocheció, vio que tenía que moverse o perecería congelado o inane o algo… Así que dio un paso, dio dos… y se cayó. Por suerte, cayó en el interior de un contenedor de basura que algún ciudadano incívico había dejado abierto. Cuando, entre arcadas y modas de naranja, consiguió salir del contenedor el panorama que encontró no era mucho más esperanzador.

Ante sí estaba el mismísimo Melitón Machancoses (primo de los Machancoses de Benimaclet) rodeado de cuatro o veinte sicarios (el terror impedía que J.A. lo supiera con exactitud). Para el que no lo sepa, contaré (utilizando los privilegios que me otorga ser el narrador omniscente) que Melitón Machancoses controlaba el negocio de reciclaje de basuras en Carabanchel Alto desde tiempos inmemoriales y… digámoslo con suavidad, veía con malos ojos que un advenedizo se inmiscuyera en su negocio. J.A. intentó explicar que no era lo que parecía, pero el horror había paralizado sus cuerdas vocales y sólo conseguía emitir ruiditos como los que hace un bebé.

El caso es que minutos más tarde Melitón y su banda tenían a J.A. junto al Manzanares. Lo habían puesto en uno de esos recipientes donde se amasa el cemento y estaban echando portland y agua a cascoporro. Un esbirro insinuó que podían echar un poquitín de arena, pero Melitón repuso que “de eso nada, que al final lo barato sale caro”. Antes de echarlo al río con pies de cemento, Melitón quiso cachondearse un poco del pobre J.A. y le hizo cosquillas en los sobacos, provocándole una irresistible risita (patética, dadas las circunstancias). El maleante le cogió el gustillo a la tortura de andar por casa y le pellizcó el gaznate a nuestro pobre amiguito, quien al ser interpelado si le dolía, respondió “Un poco”, lo cual le valió el apelativo de “Superpoco” que provocó las risas de los esbirros de Melitón (un poco pelotas ellos, tampoco era para tanto la cosa).

Se vio tan mal José Antonio que, sin poder resistirlo más, emitió un quejío de desesperación:
- ¡Jolines!
El efecto de la interjección de J.A. fue totalmente inesperado. Era tan repelente el tono de voz que empleó que, de repente, irrumpió un vortex procedente de Casiopea (vino en metro) y se llevó por delante a todos los maleantes del barrio (que un día de estos aparecerán en la isla de Lost).

Jose Antonio no lo sabía, pero… ¡HABÍA NACIDO SUPERPOCO!

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Superpoco y Mediahostia, tus nuevos amiguitos

Hola amiguitos. Quiero presentaros a dos nuevos amiguitos, unos superhéroes cercanos y entrañables que nos harán reir de la pena y llorar de risa, con los que espero que os lleguéis a encariñar e incluso puede que enfadar, porque, digámoslo desde un buen comienzo, son más tontos que pisarse uno mismo.

Ellos son: Superpoco y Mediahostia. Un fuerte aplauso para ellos, que si no no salen...

Superpoco es un peluche del Atlético de Madrid, con forma humana y, como no podía ser de otra manera, apocado. Ahí al lado tenemos una foto suya. Es guapo, ¿verdad? ¿A que dan ganas de cogerlo y apretarlo y estrujarlo y tirarlo al río? Pues no. Es imposible. Porque no podrías lanzarlo al río nunca... pero no adelantemos acontecimientos.
De momento, nos contentaremos con saber que no está muy seguro de que le siente bien la perilla. Se la dejó como homenaje a Tino Casal, ¿sabéis?



Mediahostia, sin embargo, es un pingüino del Athletic de Bilbao. Sí, ya sé que os parecerá extraño que un pingüino sea del Athletic de Bilbao, pero más extraño hubiera sido que un pingüino fuera del Real Unión de Irún, ¿no? El caso es que cuando lo conozcáis, seguro que os encariñáis con él, que no le cuesta nada hacerse de querer.
He aquí una foto de nuestro pingüino apingüinado.


Y nada... En los próximos días sabréis cómo uno y otro llegaron a ser superhéroes, cómo supieron que tenían superpoderes absurdos, cómo se conocieron, cómo supieron que tenían una misión y cómo hicieron todo lo posible por escaquearse, sin lograrlo. Alguna qué otra aventurilla caerá en esta bitácora, ya veréis...

De momento, los dejamos en plena conversación transcendental en la barra de un bar ante unas cañas y unas olivicas:
- ¿Sabes que Dyango ha sacado disco nuevo?
- ¿Dyango? Pues yo creía que se había muerto.
- No, hombre, que va, igual estuvo enfermo, pero no llegó a morirse...
- Es verdad, lo habré confundido con Sergio Dalma.

(Continuará, claro que sí)

martes, 18 de noviembre de 2008

Adelanto

Mañana comenzará una serie de X capítulos (donde X puede ser diez en números romanos o incógnita) dedicada a una pareja de superhéroes poco habitual: Superpoco y Mediahostia.

Estos personajes, amablemente cedidos por mi amigo Ramírez, harán las delicias de los niños, mayores y jubilados, con sus superpoderes absurdos y su pereza de cara a actuar.

Esperamos (plural mayestático) que os gusten.

lunes, 17 de noviembre de 2008

viernes, 14 de noviembre de 2008

Greguería #19

Las sardinas en lata siempre viajan en tranvías llenos.

(Gracias Ramón)

(Y con esta dejamos, de momento, las greguerías)

jueves, 13 de noviembre de 2008

viernes, 7 de noviembre de 2008

jueves, 6 de noviembre de 2008

Reflexión a bote pronto #171

Piensa cuántas veces has dicho eso no lo digo pero lo pienso. Y cuántas veces no lo has dicho pero lo has pensado.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Greguería #14

Un vegetariano describía horrorizado el accidente que acababa de presenciar: "Aquello era una carnicería".

martes, 4 de noviembre de 2008

Greguería #13

Los glóbulos blancos son los globos perdidos que el flujo circulatorio arrebató a los pequeños microbios.

lunes, 3 de noviembre de 2008

jueves, 30 de octubre de 2008

Greguería #10

Si Blancanieves no hubiera estado dormida cuando llegó el Príncipe Azul, probablemente se hubiera derretido.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Greguería #9

En Orcasitas hay una manzana de casitas hechas con queso rancio.
En su tiempo fueron exquisitas; ahora son ex-casitas.

martes, 28 de octubre de 2008

Microrrelato: Aumenta la venta de espejitos mágicos

Cuando empezaron a comercializarse masivamente los espejitos mágicos, los genios escondidos en su interior comenzaron a tener problemas de conciencia. Hasta el punto de que una escuela de psicoanalistas argentinos se especializó en su tratamiento.

domingo, 26 de octubre de 2008

viernes, 24 de octubre de 2008

jueves, 23 de octubre de 2008

Greguería #4

Un hombre que no sabía leer se zambulló en un diccionario.
Cuando le sacaron le tuvieron que hacer el boca-oreja.

lunes, 20 de octubre de 2008

Greguería

Era tan moral que perseguía las conjunciones copulativas.

(Greguería del maestro Ramón Gómez de la Serna, uno dte los mejores escritores del sigo XX aunque bastante infravalorado. Él mismo definió la greguería como la suma de metáfora y humor. Las próximas entradas serán un modesto intento de homenajear a don Ramón)

viernes, 17 de octubre de 2008

jueves, 16 de octubre de 2008

miércoles, 15 de octubre de 2008

Grandes emprendedores que no

Félix Felines siempre amó los gatos.

Decidió emprender un negocio innovador, sin precedentes: abrió una funeraria para gatos.

Debió haber previsto la situación: los honorarios por sus servicios deberían haberse multiplicado por siete.

martes, 14 de octubre de 2008

Destripando frases hechas: cambiar el chip

El Supremo Hacedor me ha hablado. Sí, amigos, me ha revelado en sueños cuál será la combinación ganadora del próximo sorteo del (de los) Euromilló(o)n(es). Ahora sólo tengo que saber cómo jugar a ese juego del demonio y me haré euromillonario. Pero, a cambio, se me ha impuesto una misión... dificilísima, complicadísima, durísima... Si el comisionado no fuera yo, diría que es una misión imposible. Ni Tom Cruise podría llevarla a cabo.

¿La misión? Terminar de una vez por todas con el uso indiscriminado de la expresión cambiar el chip.

La gente emplea esta expresión con una ligereza que resulta, como mínimo, molesta. La mayoría de la gente que utiliza la expresión no sabe lo que es un chip. Un chip (o circuito integrado) es esa cosica que aparece en la foto al principio de la entrada. Es un dipositivo electrónico que sirve para muchas cosas. Uno de sus múltiples usos es como CPU (Central Processing Unit) de un ordenador. No me voy a extender demasiado en tecnicismos, pero ese chip puede servir para almacenar programas o para otras cosas. Caso de que se quiera cambiar un programa, o sea, que un ordenador ejecute una tarea diferente a la que está realizando, NO HACE FALTA CAMBIAR EL CHIP. Sí, lo digo gritando y no voy a pedir perdón. Para ejecutar una tarea distinta, se carga otro programa, no se cambia el chip.

Como hay gente que todo lo que sea la tecnología le cuesta, y no estoy seguro de que mi explicación haya sido suficientemente clara, voy a poner un ejemplo que quizás todos comprendamos mejor. Todos sabemos que los hombres no podemos hacer más de una cosa al mismo tiempo, así que, por ejemplo, si necesitamos respirar tendríamos que cambiarnos el cerebro para ejecutar la tarea de respirar. Dispondríamos de otro cerebro para hablar. Otro para caminar. Otro para comer. Otro para cagar. Otro para follar. Un sindiós de trasplantes. Necesitaríamos un cirujano detrás de nosotros todo el día, y una colección de cerebros, cada uno de los cuales estaría especializado en una tarea.

La vida es dura, amigos. Reflexionad sobre ello la próxima vez que utilicéis la odiosa expresión cambiar el chip.

Yo espero sonreír la próxima vez que la escuche desde mi mansión junto a una paradisíaca playa en las islas Maldivas, si la combinación del (de los) Euromilló(o)n(es) es la buena.

lunes, 13 de octubre de 2008

viernes, 10 de octubre de 2008

Aforismo de todo a un euro #73

La materia ni se crea ni se destruye, se transforman.
Si esta es la materia de la que los sueños están hechos...
Los sueños ni se crean ni se destruyen: se heredan.

jueves, 9 de octubre de 2008

viernes, 3 de octubre de 2008

jueves, 2 de octubre de 2008

Adivinanza tontorrona

- ¿Cómo se llama aquel científico que ganó el Premio Príncipe de Asturias que sabía a qué olía aquel color que no era ni blanco ni negro sino todo lo contrario?

miércoles, 1 de octubre de 2008

martes, 30 de septiembre de 2008

lunes, 29 de septiembre de 2008

Revista de actualidad

Al regreso de la expedición española a los Juegos Paralímpicos, no estaban todos los miembros.

(Gracias Ramírez)

jueves, 25 de septiembre de 2008

miércoles, 24 de septiembre de 2008

El conceto es el conceto: calleja

Calleja: golpe seco dado con la palma de la mano plana en la nuca (entre oreja y oreja) de un compañero de clase, sin que venga a cuento.

martes, 23 de septiembre de 2008

Revista de actualidad

Uno se queda anonadado ante noticias como esta:

Se le cae el bigote postizo a un espía camuflado mientras era entrevistado
El trabajo de agente del MI6 -Servicio de Inteligencia Secreto del Reino Unido- requiere salvaguardar a la perfección la identidad como agente secreto. Sin embargo, un incidente que se produjo el pasado martes durante una entrevista en la BBC, a punto estuvo de jugarle una mala pasada a uno de ellos.
Noticia completa en el diario 20minutos.

Chiste malo redux

Una vaca le dice a otra:

- ¡Muuu!

Y la otra responde:

- Me lo has quitado de la boca.


(Gracias Aarón)

jueves, 18 de septiembre de 2008

Grandes emprendedores que ni de blas

Ta buena, eh?Es un hecho poco conocido que Claudia Cardinale, antes de iniciar su meteórica carrera como actriz, emprendió una fallida carrera como restauradora de comidas rápidas.

Inexplicablemente, su cadena Bocatta di Cardinale no tuvo el éxito esperado.

El mundo se quedó sin los deliciosos bocadillos pero ganó una guapísima actriz.

El conceto es el conceto: conpota

Conpota: pasta hecha con pulpa de fruta y tropezones expulsados por la boca de alguien a quien no le ha sentado bien el almuerzo.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

martes, 16 de septiembre de 2008

Las tronchantes aventuras de Jon Zumalacárregui

Jon Zumalacárregui era ex boxeador y muy sincero. Y un poco disléxico.

Había que tener una mandíbula de hierro para encajar sus puños como verdades.

lunes, 15 de septiembre de 2008

viernes, 12 de septiembre de 2008

El origen de la expresión: a tontas y a locas (tercera parte)

(Si no hay dos sin tres, ¿para qué sirve el dos?)


Conducia Ximenes su utilitario, serpenteando entre el tráfico denso de la ciudad, y empezó a pensar en su pasado, en sus relaciones con Sento el Gros (estaba pensando yo en un spin off) y en las vacaciones que se iba a pegar en Cancún cuando resolviera el caso, cuya conclusión ya tenía al alcance de su mano. Pensaba en todo esto cuando su automóvil dijo basta y tuvo que desplazarse a pie, bajo un sol de justicia, hasta el MUSEO DE LA ESCRITURA.

Aparentemente, el MUSEO DE LA ESCRITURA estaba más chapao que las piernas de una monja, pero Ximenes, cuyo ánimo ya sabemos inquebrantable, decidió tomarse un carajillo en el bar de al lado para indagar sobre el negocio que le interesaba.
- El viejo ya bajó la persiana hace tres o cuatro años -le dijo el camarero al tiempo que servía un generoso chorro de Terry sobre el café-. Pero lo puede encontrar usted dándo de comer a las palomas del parque de aquí al lado.

No le costó a Ximenes terminarse el carajillo. Ni dar con el jubilado que, en lugar de acodarse a las vallas de las obras, prefería dar de comer a las palomas. Presentóse Ximenes, justificóse, inquirióle al hombre mayor (cuya identidad no revelaremos de momento, con vistas a sacarnos un as de la manga en futuras secuelas), enteróse del caso, agradecióle sobremanera y regresó a su despacho para redactar el informe. Dinerillo fácil.

Hace unos años un sacerdote al cargo de un colegio para niños y niñas con problemas mentales saltó a la palestra cuando su foto apareció en El Caso. El Padre Piñonero fue acusado de abuso de menores. La Iglesia Católica, como suele ocurrir en estos casos, silenció el tema enviando al cura a una isla tranquila del Mediterráneo. Sin embargo, cierto periodista se las ingenió para localizar al pederasta y conseguir una entrevista con él. El Padre Piñonero exhibió un cinismo a prueba de balas. Lo que más llamó la atención de sus declaraciones fue que dijo que "siempre le habían gustado las niñas" pero sobre todo "las tontas y las locas, que eran las más fáciles de convencer". El escándalo que produjo la publicación de la entrevista se fue diluyendo cuando la justificación oficial de la Conferencia Episcopal es que la salud mental del Padre Piñonero no era plena y que sus declaraciones las había realizado, "sin reflexionar, con demasiada espontaneidad, sin orden ni concierto". La sabiduría popular comenzó a utilizar esa expresión como sinónimo de "sin reflexionar, con demasiada espontaneidad, sin orden ni concierto". Y los crímenes del Padre Piñonero cayeron en el olvido.

Terminó de redactar su informe con una mueca de asco Ximenes y después marcó el número que el Profesor Amabuntu le había facilitado...
- En estos momentos, todos nuestros operadores están ocupados. No se retire. En breves instantes le atenderemos... (y una insufrible tonada de Carlinhos Brown)...

Pronto perdió la paciencia Ximenes. Colgó y se desplazó al local del curandero africano... Nadie le respondió cuando llamó al timbre. Deslizó el sobre con el informe por debajo de la puerta, con la extraña sensación de estar siendo observado.

Efectivamente, en ese momento, desde una esquina le vigilaba Yogurtu y desde otra, uno de los hermanos Machancoses. No podía imaginar Ximenes que había sido utilizado (ni siquiera lo podía imaginar yo, que estoy escribiendo esto). Nada sospechaba que su persona iba a ser crucial en... ¡LA BATALLA DEL CALIQUEÑO!

(Próximamente en sus pantallas)

jueves, 11 de septiembre de 2008

El origen de la expresión: a tontas y a locas (segunda parte)

(Segundas partes nunca fueron buenas, hoy en su blog transgresor favorito la segunda parte que sí lo fue)

Let me introduce me, soy el detective Andwhat XimenesXimenes se despertó en un sótano inmundo, contuso el cráneo, atadas las manos a una silla, encadenado su tobillo a una argolla clavada a la pared, malaya la gota que incesantemente le caía sobre la frente...

Los sagaces lectores de esta bitácora, como están muy leídos y tienen estudios, se habrán dado cuenta de una cosa: Ximenes estaba en un aprieto. (Nada que ver con problemas con su tracto intestinal).

Sin embargo, aquellos que hayan leído la primera parte de esta historia se preguntarán: ¿Cómo ha ido a parar Ximenes a ese sótano inmundo? Los que no la hayan leído, que la lean y luego se lo pregunten.

A la salida de la consulta del Profesor Amabuntu, Ximenes había dirigido sus pasos a la Cabaña del Papá Heredia, sita en pleno centro de Nazaret. Tuvo que ir dando un rodeo por culpa de las obras del circuito de Formula 1, pero eso le sirvió para despistar a Yogurtu, el vendedor ambulante de color que le seguía, aunque Ximenes no llegase a percatarse. El Papá Heredia, en otros tiempos había manejado el cotarro, todo el cotarro, hasta la llegada de los rumanos, quienes, bajo el control de los hermanos Machanchoses, de Benimaclet, llevaban el negocio de los semáforos y los gorrillas, prácticamente en régimen de monopolio. Sin embargo, desde su retiro dorado, no había información del submundo que no controlara el patriarca. La información que le reveló el gitano le fue sumamente útil a Ximenes. Por un lado, el Profesor Amabuntu pretendía quedarse con el monopolio de los caliqueños y la absenta, con lo cual la guerra con los hermanos Machancoses estaba servida. Por otro lado, a cambio de una nevera estropeada y una yogurtera en desuso, el Papá Heredia le dijo en voz bajita a Ximenes dónde encontrar la información acerca de la expresión "a tontas y a locas".

Ximenesmóvil, bien conservadoSe dirigió Ximenes a su domicilio, donde, después de quitarle un poco el polvo y dar unas cuantas vueltas a la manivela del motor de arranque, puso en marcha su viejo utilitario (en la foto, una ganga, créanme). En contra de su norma, no tuvo más remedio que pararse en un semáforo en rojo y eso fue su perdición. Cayeron sobre él docenas de rumanos y le ofrecieron paquetes de pañuelos y sinco mecheros por un euro, con tal insistencia, que Ximenes perdió la consciencia.

En lo que ha durado el flashback, Ximenes, sabiéndose prisionero de los hermanos Machancoses, que tenía en la cabecera de su cama sendos altares dedicados a Houdini y a McGyver, había conseguido desasirse y escaparse del maloliente y oscuro sótano, se había librado de los secuaces de los hermanos Machancoses invitándoles a pipas Facundo (los rumanos sentían dejar este mundo sin probarlas) y aún le había dado tiempo a tomarse una leche merengada. Todo ello sin despeinar la cortinilla estilo Anasagasti que últimamente coronaba su en otro tiempo abundante cabellera.

Recuperó su viejo utilitario (que estaba todavía en el semáforo donde le habían secuestrado, claro, quién se iba a llevar esa ruina...) y se dirigió al... ¡chachán!... ¡MUSEO DE LA ESCRITURA!

(Mañana el desenlace, que no te lo cuenten)

miércoles, 10 de septiembre de 2008

El origen de la expresión: a tontas y a locas

(Oiga usted, el caso más difícil del Inspector Ximenes)
Languidecía Ximenes sobre una toalla extendida en las doradas arenas de la Playa de la Malvarrosa, dejándose acariciar por la brisa marina del Mediterráneo, regalándose el beso vitaminado de Helios, solazándose en la babilla que descendía suavemente desde sus guacheras cuando, ¡MOOOOOOOOOCCCCC!, un vendedor ambulante de color (de color negro para más señas, el vendedor ambulante era negro... no es que vendiera el color negro... vendía baratijas y megáfonos...) le despertó con un bocinazo que anunciaba su mercancía.

"No, no quiero nada", dijo entre sueños Ximenes, al tiempo que se atusaba el cabello con la baba que acababa de retirarse de la comisura de los labios, y regresaba al mundo sólo para darse cuenta de la monumental resaca que, allí, al lado del mar, resultaba redundante.

"No quero vender nada. Tú venir conmigo. Tengo trabajo pa ti", dijo inesperadamente el ambulante vendedor, que todavía seguía a su vera, proporcionándole una alargada sombra no solicitada a Ximenes. Tardó en reaccionar nuestro detective favorito (al menos, el mío), pero cuando se dio cuenta de que lo que se le proponía era un caso, se caló una gorra verde de John Deere que tenía a mano y murmuró: "Estoy de vacaciones".

"Mucho dinero... Aunque, si tú no, yo ofreser a Sento el Gros".

Ximenes saltó como un resorte y antes de que Jonathan se pudiera meter pa lo hondo, ya se había puesto las cangrejeras color carne y seguía al inopinado cliente y su ristra de baratijas paseo marítimo abajo. Bueno, pal norte.

Caminaron por callejas ignotas del Cabanyal hasta llegar a una cieja casa de pescadores en la puerta de la cual se podía leer "Profesor Amabuntu. Gran astrólogo, sabio, curandero, espiritista, científico y médico africano de confianza. Curo todos los males al 100% de confianza. Máxima discreción. Mal de amores. Limpieza de espíritu. Quito mal de ojo. Pócimas para retorno al hogar, recuperar personas amadas, sin trabajo, impotencia sexual, alejamiento de indeseables, droga, alcohol, tabaco, dinero. Acercar clientes. Envidia. Esterilidad. Hijos rebeldes. Atiendo de 8 a 21 horas. Martes cerrado. Facilidad de pago. Acepto Visa."

¿Así que ese era el nuevo cliente de Ximenes? ¡Por todas las mofetas, quizás no fuera mala idea cobrarle los servicios en especie!

Vista hagiográfica del profesorEl profesor Amabuntu, vestido con una enorme túnica multicolor, le recibió al otro lado de un altar en el que estaba sentado en un trono, haciendo ganchillo, mientras esperaba algún cliente.

Fue directo al grano:
- Quiero saber de dónde viene la expresión "a tontas y a locas" -dijo en un sorprendentemente buen castellano-. Necesito saberlo antes de 72 horas.
- A-a-acepto el caso -repuso Ximenes, anodadado, y todavía con la gorra verde de John Deere encasquetada en su chola.

(Continuará, claro)

martes, 9 de septiembre de 2008

Mis insultos favoritos: piltrafilla

¿Adónde vas alma de cántabro?Bienvenidos, gilipollitas de mi corazón, a este cenáculo que, de uvas a peras, os ofrece la posibilidad, a los amantes del agravio y el faltonismo, de regocijaros con insultos nuevos, frescos, rudos, bestias, en desuso, recién llegados o clásicos de ayer, de hoy y de siempre.

Hoy hablaremos de un insulto que, años ha, se puso de moda y llegó a nuestras vidas para quedarse: piltrafilla.

En concreto, el insulto se puso de moda gracias a un spot publicitario que hace unos años una empresa de conservas atuneras para alopécicos emitía en las televisiones de ámbito estatal y autonómico, y que, si así es vuestro deseo, podéis revisionar (o ver por primera vez, caso de que entonces viviéseis en Tasmania) merced a las bondades que nos ofrece www.youtube.com:


La expresión que puso de moda el anuncio es toda una obra maestra de la poesía peripatética: Pero, ¿tú tienes estudios, piltrafilla?

Piltrafilla designa a una persona insignificante, torpecilla, seria candidata al fin y a la postre a lograr uno de los Premios Darwin, como el tipo que sale en la foto que ilustra la cabecera de esta entrada. O como este o este otro.

Vosotros os hacéis una idea, ¿no? En caso de que no sea así, os remito a cierta respuesta que se da a la pregunta ¿qué significa la palabra piltrafilla? en el engendro ese de Yahoo Respuestas:
Piltrafa se denomina a la parte poco carnosa o magra de un animal o persona, igualmente se dice de la persona de baja catadura moral y a los restos exiguos de una comida.
Tambien se usaba en el castellano antiguo como una cama o camastro pequeño ya que a este mueble se le decia "piltra" en argot, de hay, vaya piltrafa o piltrafilla donde te vas acosta, es peor que un jergon de fraile.

¿Existe placer mayor que el de llamar a alguien al mismo tiempo poco carnoso, de baja catadura moral y camastro?

Gilipollitas míos, usad pues la palabra piltrafilla siempre que se os presente la ocasión. Expandid la semilla del piltrafillismo.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Reflexión a bote pronto #170

En un concurso patrocinado por un sex-shop, ¿se os ocurre cuál podría ser el premio de consolación?

viernes, 5 de septiembre de 2008

El conceto es el conceto: pilatos

Pilatos: tipo de gimnasia que consiste en lavarse las manos. No consumes muchas calorías, pero te quedas tranquilo.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Historia oculta detrás de una esquina

Se sospecha que entre los agentes apostados en Dallas a lo largo del último paseo de JFK había algún lúdópata.

martes, 2 de septiembre de 2008

Las tronchantes aventuras de Matías Gromenauer

Caracterización de Matias Gromenauer, que desea permanecer en el economato.
Matías Gromenauer iba para ministro pero se quedó en conserje por culpa de una gorra de plato dos tallas demasiado grande.

Si no llega a ser por esa gorra de plato demasiado grande, el canciller Otto Von Bismark, en su visita al Ministerio de Economía y Hacienda, del que Matías Gromenauer era conserje, hubiera percibido su aguda mirada y, sin duda alguna, le hubiera fichado para su equipo de trabajo.

Matías tenía muchas ideas. La historia hubiera cambiado.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Efecto Tomate

Animados por el éxito de las fiestas buñolenses, multitud de municipios a lo largo y ancho de la geografía de la Piel de Toro se plantean incluir como plato fuerte de sus fiestas patronales la batalla de productos típicos de la tierra.

Destacan por su originalidad y donosura, la Batalla de Pulpos de Sanxenxo da Feira y la Melonada de Villaconejos.

viernes, 29 de agosto de 2008

Reflexión a bote pronto #161

Cuando era pequeño y me preguntaban ¿a quién quieres más, a papá o a mamá? nunca sabía qué responder.

Si hoy en día me preguntaran ¿qué prefieres, una papada o una mamada? no tendría dudas.

Translation into English:
A long long time ago when I was a child, when I was requested, who do you love best, dad or mum?, I didn't know the answer.
Nowadays if I was asked what do you like best, a double chin or a blowjob?, I wouldn't have any doubt.
If you don't see the point of this, perhaps you should learn Spanish.

jueves, 28 de agosto de 2008

Ponga un par de besugos en su vida

Maese Besugo: te dije que no tirases la moneda... rufián

Chico Mastuerzo: si hubiera sido yo le hubiera tirado una de dos euros, que yo soy más espléndido

Maese Besugo: pues entonces hubiese sido 1-3

Chico Mastuerzo: no te pongas a enumerar los números primos, que me conozco

Maese Besugo: tú qué prefieres un número primo o una lata de sardinas escabechadas???

Chico Mastuerzo: yo prefiero un número primo de latas de sardinas escabechadas y tú crees que si en lugar de llamarse "plan ibarreche" se hubiera llamado "plan escabeche" hubiera tenido alguna posibilidad de aprobarse

Maese Besugo: por supuesto, por eso yo tengo la sana costumbre de andar a la pata coja

Chico Mastuerzo: qué pata es tu predilecta, si no es indiscreción

Maese Besugo: la de cabra, cuál sino???

Chico Mastuerzo: yo prefiero la pata de la mesa, y el rabo del cazo, en caso de que esa sea tu próxima pregunta

Maese Besugo: no, pretendía preguntarte si estuviste en las guerras púnicas

Chico Mastuerzo: no, y es una pena, pero sí que estuve en las guerras médicas, con un botiquín de campaña

miércoles, 27 de agosto de 2008

La axila Camila y el sobaco eslovaco, una fábula improbable

Camila era una axila cuyos días transcurrían sin pena ni gloria. Bueno, sí, con pena (porque se sentía muy sola) y con Gloria, que era la chica a la que pertenecía. Se sentía sola porque echaba de menos a Gudmila, que era su axila gemela (o mejor dicho, melliza) de la que la había separado desde muy pequeña el impenitente crecimiento de Gloria.

Resumen: Gloria es una chica cuyas axilas se llaman Camila y Gudmila. De Gudmila nos olvidamos porque desde muy joven sólo le interesó la jet set y Marbella y ese rollo a nosotros no nos va.

Camila se dedicaba a lo que se suele dedicar una axila del siglo XXI: a sudar con mesura (porque era una axila civilizada) y a demandar su ración diaria de desodorante. A ella no le iban esas cosas raras que se ven en los anuncios, como recibir besos y otras depravaciones por el estilo. Eso sí, como Camila era muy coqueta, gustaba recibir cada cierto tiempo de una depilación. Aunque siempre le daba algo de pena despedirse de esos pelos a los que con el tiempo acababa cogiendo cariño.

O sea, que Camila sudaba con moderación y recibía desodorante y depilación por parte de Gloria (de cuyo cuidado por la higiene no tenemos ningún motivo de queja).

Cierto día el mundo de Camila dio un vuelco. Haciendo Gloria el pino puente conoció a un atleta del este (esto es, oriental) que había venido a la ciudad donde vivía Gloria a trabajar de monitor de aerobic en un gimnasio municipal de Alcobendas. Slobodan tenía un sobaco precioso: una recia pelambrera rubia (aunque algo descolorida) perfectamente flanqueada por músculos pectorales, dorsales y tríceps, un valle cubierto de espeso follaje que desembocaba suavemente en las primeras estribaciones de las costillas. Claro, Camila cayó fulminantemente enamorada de aquel sobaco eslovaco.

Nudo: Camila la axila se enamora del sobaco eslovaco.

La historia de amor entre la axila hispana y el sobaco ex-checoslovaco era imposible. Pero más imposible lo fue cuando Slobodan fue puesto a disposición judicial cuando fue acusado de sobacofilia y abuso de mentones. Podrán ustedes seguir las noticias del juicio si buscan en la wikipedia. Camila, mientras tanto, decidió ingresar en un convento, pero con tanto viento a Gloria lo que le apetecía es dar clases de windsurf. Así que se fue a vivir a Tarifa (reducida).

La Moraleja: Pertenece al municipio de Alcobendas.

martes, 26 de agosto de 2008

Las tronchantes aventuras de Persiles Silrepis

Persiles Silrepis tenía la mala costumbre de mirar a todo el mundo de lado. Lo peor fue cuando descubrió su lado bueno. En las conversaciones se comportaba como una brújula buscando el norte, lo cual desorientaba a sus interlocutores.

Sin embargo, su magnetismo atraía al presidente de la empresa donde trabajaba, que era ciego. Cuando se perfilaba como principal candidato a sucederle en el cargo algo le sucedió a Persi: un extraño y queremos creer fortuito accidente de paintball le dejó bizco.

Desde entonces trabaja en una panificadora.

jueves, 7 de agosto de 2008

Grandes emprendedores cuyo éxito fue relativo

Qué estilazoZacarías Puyton se dejó barba y bigote sólo por media cara, vaya usted a saber por qué, pero no es eso lo que nos interesa de él.

Lo que nos interesa es que fue el inventor del ascensor para elevar plegarias al cielo. Este artículo, de indudable utilidad, fue el protagonista del spot te teletienda más visionado en el segundo semestre del año 1979 de la cadena local de televisión de Salt Lake City, WWWKWY. Sin embargo, la cifra de ventas del artículo, magra (por no decir que fue una mierda), provocó una depresión al pobre Zacarías Puyton´, quien a continuación sí obtuvo el éxito que merecía al comenzar una prometedora carrera como productor de películas pornográficas especializadas en la zoofilia, rama "cabra tira al monte".

martes, 5 de agosto de 2008

Las tronchantes aventuras de Mireia Miralles

La delgada Mireia tenía unos ojos tan claros que su mirada era transparente. Mirándole a los ojos se podía conocer cuáles eran sus pensamientos. Hasta que un día, hasta de no tener intimidad mental, decidió calzarse unas gafas de sol, de esas con los cristales de espejo. Entonces podría haberse dedicado a enriquecerse en la bolsa. Sin embargo, le dio por pintar espejos.

viernes, 1 de agosto de 2008

El conceto es el conceto: aparato secretor

Aparato secretor: dícese del sistema del organismo humano que se dedica a expulsar sustancias inútiles o nocivas, con la máxima confidencialidad y discreción. Por ejemplo, cuando una mujer se tira un pedo.

martes, 29 de julio de 2008

viernes, 25 de julio de 2008

jueves, 24 de julio de 2008

Las tronchantes aventuras de Guimersindo del Guindo

El sino del pobre Gumersindo estaba escrito desde el mismo momento en que su padre le dictó su apellido al funcionario del Registro Civil, al cumplimentar los reglamentarios trámites de inscripción del primogénito. Gumersindo recibió una educación esmerada, cariñosa y se puede decir, sin temor a equivocarnos, que tuvo una infancia feliz. Sin embargo, el terrible error de la familia fue no instruir a Gumer (como se le conocía en la intimidad) en Botánica. De haber tenido más conocimientos en esta materia, quizás, sólo quizás, no se hubiera subido al guindo. Y, claro, no se hubiera caído..

miércoles, 23 de julio de 2008

lunes, 21 de julio de 2008

Winmicrorrelato

Se me olvidó cerrar las ventanas de mi ordenador y se me volaron todos los documentos del escritorio.

jueves, 17 de julio de 2008

miércoles, 16 de julio de 2008

La compasión ciega de Isaías Levy

Relato extraído de "La improbable vida de Bernard Lafourcade y otros relatos", muy recomendable libro de Enrique Mochales con ilustraciones de Oriol Malet. Publicado por Blur Ediciones, S.L.

Isaías Levy era un hombre temeroso de Dios. Cada día elevaba sus plegarias al cielo y con frecuencia ayunaba y se autoinflingía suplicio para purgar las culpas de la Humanidad. Se le conocía por santo varón, piadoso y compasivo. Un buen día caminaba por la ciudad cuando su compasiónse posó en un ciego que pedía limosna en una sucia esquina. Al ver tanta miseria en un solo hombre, se dirigió a Dios en pensamientos y le dijo: "Señor, señor, concédeme el privilegio de curar a este pobre ciego. Dale mi propia vista si es necesario". Puso su mano sobre la cabeza del ciego e instantáneamente se veló la luz en sus ojos, al tiempo que escuchaba los gritos de júbilo del mendigo. "¡Dios mío!", se dijo Levy, "¡Estoy ciego!", y suplicó al mendigo que le ayudase, argumentando que él le había curado. Pero el mendigo le contestó: "No sé quién es usted. No le he visto en mi vida"; y se marchó. Lo que demuestra que aunque la compasión pueda curar a un ciego, no por haber estado ciego se ha de ser por fuerza imbécil.

(Gracias a quien me lo recomendó)

martes, 15 de julio de 2008

Adivinanza tontorrona plus

¿Cúal es el cantante ideal para comenzar el baile de una boda?

Es facilísimo, lo tenéis que adivinar.

Venga, va, seguid intentándolo...

No hay que rendirse.

Bueno, si te rindes la solución está aquí.

lunes, 14 de julio de 2008

Adivinanza tontorrona

Alguien llega a un servicio público, se mea fuera de la taza, no tira de la cadena, se lava las manos y tira la toalla de papel con que se seca al suelo.

Minutos después otra persona llega al mismo WC, orina fuera del sanitario, no hace uso de la cisterna y, tras mojarse las manos, toma una toalla de papel con la que se seca y la arroja fuera de la papelera.

Poco más tarde, otro tipo entra en el mismo excusado, hace sus necesidades sin prestar demasiada atención al cuidado general de las instalaciones y arroja los desperdicios al suelo.

Horas más tarde, una persona más entra al servicio, que ya está hecho un asco, mea en el suelo y no puede tirar más papeles al suelo porque no quedan en el dispensador de toallas, pero no porque no tenga ganas…

¿Cómo se llama la escena?

Me rindo.

miércoles, 9 de julio de 2008

Adiós Sergio

Se va uno de los mejores.

Eres como una ardilla que no casca ni una nuez
y el final de la película es lo primero que suelo ver.
Y que más da, si es igual que yo diga la verdad.
Y si es igual, que más da que yo diga la verdad.

Los jerseys que te compré a cualquiera servirán
y este invierno quiero ver si ya puedes esperar
desnuda en el portal sin bostezar,
ni siquiera tiritar.

Eres la capital del peor país del mundo,
todos los que allí viajaron estuvieron de paso.
Y que más da, si es igual que yo diga la verdad.
Y si es igual, que más da que yo diga la verdad.

Pesqué un pez que era todo espinas,
se dejó toda la carne al salir del mar.

Ya no como en el plato del perro,
por las noches vuelvo a tener sueño.
Tengo un podio en mi casa,
soy el primero cuando quiero.

Ya no como en el plato del perro,
por las noches vuelvo a tener sueño.
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí,
es subnormal, es como tú...
Y el rayo cae y hace mal,
cae porque sí ...


(Descansa en paz, Sergio)

El conceto es el conceto: síndrome de isósceles

Síndrome de isósceles: obsesión enfermiza por almacenar triángulos.

martes, 8 de julio de 2008

Las tronchantes aventuras de Pedro Grillo

Pedro Grillo siempre era muy razonable. Jamás cometía ninguna imprudencia. Era un tipo que tenía un roto para cada descosío. No sonreía nunca por miedo a ser malinterpretado. El concepto de riesgo estaba profundamente arraigado en sus cromosomas. Al cruzar la calle miraba hacia cada lado diez veces, primero una a la izquierda, luego otra a la derecha, después dos a la izquierda, luego dos a la derecha y finalmente siete a la izquierda y siete a la derecha. Todo el seguro mundo sobre el que Pedro Grillo había edificando su existencia se tronchó cuando le tocó la lotería.

jueves, 3 de julio de 2008

Las tronchantes aventuras de Wenceslao Pi

Wenceslao Pi (wп en lo sucesivo) era un profesor de matemáticas aficionado a la resolución de ecuaciones de segundo grado y a trepar árboles. Un día se subió a un boj y una de las ramas del árbol se tronchó, cayendo nuestro profesor al suelo como consecuencia de ello. Fruto de la caída wп se tronchó tres costillas. Durante su convalecencia en el hospital, recibió un presente: una caja de yemas de Santa Teresa revenías. En la nota adjunta a la caja de dulces se podía leer: “wп, no hace falta que te recuperes, tus alumnos te olvidan.” El estado de ánimo de wп se tronchó.

miércoles, 2 de julio de 2008

martes, 1 de julio de 2008

Reflexión a bote pronto #155

Ahora me explico por qué nos costaba tanto pasar de cuartos. Aquí siempre hemos sido más de quintos y tercios.

lunes, 30 de junio de 2008

Homenaje


Impresionante. Los pelos se me van a saltar.

José Antonio Camacho, comunicador.

jueves, 26 de junio de 2008

Grandes diálogos imaginarios de la historia

Ay, si te hubiera conocido antesEl médico me ha prohibido la salLos porreros no me quieren ni ver






Jesús Puente entrevistando a Aníbal Barca y Atila en Tu Media Naranja:

JP: ¿Cómo se conocieron?

AB: Bueno, yo llegaba con mi circo a Roma y justo cuando me estaba yendo de la ciudad vi a Atila arrasando los Apeninos.

A: El flechazo fue instantáneo.

AB: Y cayó entre mis brazos.

A: Caíste TÚ entre mis brazos, guapo.

AB: Bueno, vale, es cierto… pero al menos yo puedo recibir sangre de cualquier grupo sanguíneo.

A: Ahí me has dao… positivo.

miércoles, 25 de junio de 2008

Reflexión a bote pronto #154

¿Por qué a nadie se le ha ocurrido inventar un surtidor de efectos? ¿Funcionaría?

(Gracias a quien agradecería que no le agradeciera)

martes, 24 de junio de 2008

Reflexión a bote pronto #153

¿Por qué los turistas, cuando regresan de sus vacaciones, al salir de la puerta de embarque en el aeropuerto, siguen llevando esos ridículos sombreros? ¿Es un desesperado intento de prolongar el tiempo de asueto? ¿Una manera, acaso, de tratar de retrasar al máximo el ingreso en la gris rutina del cotidiano acontecer?