miércoles, 28 de noviembre de 2007

La historia (sagrada), esa gran desconocida

¿Que rompa qué?Abraham (de apellido Lapuerta, dato que pocos conocen) es un personaje bíblico famoso porque un día se fue con su primogénito de excursión al Desierto del Sinaí (o por aí... digo por ahí) y Dios (que además de padretodopoderoso, es un cachondo) le puso a prueba. A ver si eres más cabezón que un maño o tienes fé de la buena, pensó Dios, en su omipotencia.

De modo que se apareció, en forma de zarza en llamas, que vaya usted a saber por qué era un disfraz que le gustaba muchísimo por aquel entonces al supremo hacedor... se le apareció, decía, a Abraham y ni corto ni perezoso, le propuso la siguiente prueba de fe:
- ¿Crees en mi, Abraham?
Abraham se restregó las últimas legañas de la mañana, por si acaso la visión era culpa de una resaca mal digerida o de unos ojos no bien lavados, y cuando se dio cuenta de que era Dios quien hablaba por la boca (sic) de esa zarza ardiente, respondióle:
- Claro que creo en vos, arquitecto, ingeniero, artesano, carpintero, albañil y armador-así, con el mismo soniquete.
- ¿Pero cuánto crees en mi?
- Mucho, muchísimo...-y estiróse todo lo que daba de si su envergadura.
- Te creo, te creo... -sonrió malicioso Dios, si es que una zarza ardiente puede sonreir-.Pero te voy a dar la oportunidad de que me lo demuestres. ¡Cárgate a tu hijo!
- Pues claro que me lo cargo, si es un bruto que no vale pa ná... Además, siempre me trae malas notas de la escuela y el maestro dice que es un zote que sabe hacer la o con un canuto... Yo le trato con mano dura, pero para mi que este va para delincuente. Su madre y yo no sabemos qué hacer con él. Nos va a matar a disgustos. Y, digo yo, que para que nos mate él, le mato yo y asunto arreglado.

Ya blandía Abraham un hacha por encima de la testa de su hijo mayor cuando detúvole Dios, chuscarrándole un poquitín la pelambre del antebrazo, al tiempo que decía:
-¿Ande vas, animal? ¿Que no has visto que era sólo una prueba? ¡Para, para, para! Que te lo tomas todo al pie de la letra... Si no sabes aguantar una broma, vete de Palestina...

En total, que escarmentado quedó Abraham con las bromitas de Dios Padre... Pero esta historia, aunque no con tanto detalle, es sobradamente conocida... Lo bueno es lo que viene a continuación.

Esta moto vuelaTranscurrió un tiempo y los hijos de Abraham crecieron en la fé, el primogénito montó un bufete de abogados y el pobre Abraham, jubilado ya, se aburría como una ostra, de modo que decidió buscarse un hobby y no se le ocurrió nada mejor que comprarse una Harley Davidson, apuntarse a los Ángeles del Infierno (¡qué ocurrencia!) e irse todos los domingos de excursión al desierto (sí, del Sinaí).

Como no podía ser de otra manera, Dios aparecióse una tarde que amanecía (si Dios quiere, puede), ya con aspecto de viejecito entrañable y un poco cascarrabias, y díjole a Abraham:
- ¡Hombre! ¡Abraham! ¡Cuánto tiempo! ¿Cómo te va? ¿Qué es de tu vida? Ya nunca te pasas por el Paraíso. ¿Es que ya no funcionas?
A Abraham no le hizo mucha gracia esta broma, pero menos gracia le hizo la propuesta que a continuación le hizo Dios, que no había perdido ni un ápice de su sentido del humor...
- Mira, como hace mucho que no te pongo a prueba... ¿Cuántos centímetros cúbicos dices que tiene esta moto? ¡No te la acabas muchacho! Mira, sabes lo que te digo, que quiero que vacíes un bidón de gasolina en la moto y la quemes... Para probar tu fé y todo eso, ya sabes.

Abraham, hecho un basilisco (o es un obelisco, nunca me acuerdo), dijo que ni de coña, que se fuera a tocarle los huevos a otro profeta, que si se rumoreaba por ahí que en realidad Dios no existía, y que, como se pusiera tonto, se cagaba en...

Acto seguido, montó en su montura, aceleró con gran estrépito y salió a toda leche, dejando un reguero de polvo por todo el desierto.

Ya véis qué cosas, amigos.

6 comentarios:

Mic dijo...

¿y qué hizo Dios? ¿Se reencarnó en una tortuga? (Pratchett)

Por cierto, creo que falta un "no" en la frase del zote... o no.

Roberto dijo...

Qué gran historia!!

¿Para cuando la versión en la que Sansón se lía con Dalila y se corta sus melenas de heavy trasnochado amén de quitarse los pantalones de pitillo y ponerse traje de pana con coderas?

No dirás que no te damos argumentos para próximos éxitos.....

zebulon mckenzie dijo...

Teniendo lectores a los que les gusta MundoDisco, que más se puede pedir!

Que pongas más dibujos con el texto, tron :-)

Anónimo dijo...

Ahivalahostiaiker, este Dios no debía ser del mismo Bilbao, que si no le quema la moto y el coche allí mismo, pues.

Maj

Anónimo dijo...

Gran historia, sin duda.
No obstante te recomiendo cautela, ya que esta jocosa historia afecta a un patriarca de las tres grandes religiones monoteistas, y también te recuerdo que en al menos en una de ellas, por un echame allá esas viñetas, o en menos que se canta un verso satánico, le mentan una sharia para caerse de coxis.

Tartamundos Trotamudo dijo...

Mic: Ya veremos si publicamos la siguiente parte de la historia, con tortugas y demás.

Roberto: me alegro de que te haya gustado. Anoto la sugerencia.

Anónimo: gracias por sugerirme cautela, pero una pequeña puntualización "esta jocosa historia afecta a DOS patriarcas de las tres grandes religiones monoteistas".