viernes, 19 de octubre de 2007

Refranes disléxicos

El que madruga,
amanece más temprano.


(Gracias Begoña)

2 comentarios:

Roberto dijo...

Se puede añadir:

"No por mucho madrugar Dios te ayuda"

Una verdad como un templo, y es lo más normal ya que todos los días puntualmente me cago en Dios.

DomK dijo...

O como diría un amigo mío que es muy bruto él:

"No por mucho madrugar se amanece más trempado"