miércoles, 25 de abril de 2007

Patatas traigo, la serie (episodio 7)

Sento el Gros y el Inspector Ximenes se hallaban en un callejón sin salida. Todos sus informadores, o se habían esfumado o desconocían por completo ora el significado de la expresión 'patatas traigo' ora su origen. Cualquier observador espabilado (con el BUP terminado, vamos) se hubiera dado cuenta de que uniendo ambas informaciones se hubiera podido urdir un informe resultón que poder intercambiar por el jugoso cheque del encargante misterioso.

Sahuquillo el IluminadoPor su parte, Sahuquillo el Iluminado estaba atravesando una época mística bastante acentuada (véase la tilde que adorna la e o la situada sobre la i para constatarlo). Miraba las nubes y veía señales, miraba los charcos y veía señales, miraba los arcenes y ¡veía señales! Lo malo es que no sabía interpretar ninguna de esas señales, con lo que a efectos prácticos su vida de santón de poco servía.

Hasta que un día, interpretó adecuadamente un charco en la calle. Vio claramente como si lo pisaba se mojaría los calcetines así que dio un rodeo al charco y de esa manera fue como se encontró de bruces con un ex-compañero de EGB al que todo el mundo conocía entonces como "Gordopilo". Sahuquillo se alegró de corazón y abrió sus brazos en busca de un abrazo. Pero Óptimo Bruno, que no era otro el recién hallado, sintióse asustado por la túnica naranja que vestía el ex-becario. No les será fácil, amigos lectores, encontrar otro párrafo en la cosmogonia de lo escrito donde la partícula "ex-" aparezca de manera múltiple.
- ¡Gordopilo! ¡Qué alegría! Que el señor de la iglesia ministerial de dios internacional de jesucristo de aquí al lado bendiga cada rincón de tu hogar si lo tuvieres. ¿Adónde vas, mangurrián?
- ¡Patatas traigo! ¿Tú quién eres?
Sahuquillo quedó anonadado por la respuesta de Gordopilo.

Sin dar opciones a protestar a Óptimo Bruno, lo inmovilizó y lo llevó a rastras al despacho de Sento el Gros donde este, en compañía de un Ximenes sin afeitar, se disponía a dar buena cuenta de un paquete de kilo de papas Vicente Vidal, bien regadas con un pack de seis cervezas de cerveza de oferta del Carrefour.

2 comentarios:

Coronel Tapioca dijo...

¡Ooohh!

Fantástico episodio este de bringin' pappas number seven. De hecho, me identifico mucho con el teniente coronel Sahuquillo.

Infinitamente mejor que heroes.
¡ANDEVAPARAR!

PD: Queremos más y lo queremos ¡¡YAAAA!!
Vivan los guionistas de esta interserie

Tartamundos Trotamudo dijo...

Me alegro mucho de aportar necesarias dosis de entretenimiento a vuecencia, Coronel Tapioca.

Como decían en Amanece que no es poco "Todos somos contingentes, pero Sahuquillo es necesario".