jueves, 10 de agosto de 2006

Reflexión a bote pronto #36

Zidane es un gran amigo míoAhí va un regalito.A los defensas sin cintura ni les gusta que les envuelvan los regalos. Están hartos de las fintas.

miércoles, 9 de agosto de 2006

Las cabezas amuebladas

Yo es que soy un clasicote


Un ejercicio para las vacaciones: piensa en la expresión tener la cabeza bien amueblada.

lunes, 7 de agosto de 2006

jueves, 3 de agosto de 2006

miércoles, 2 de agosto de 2006

Exclusiva!!! El pez que se muerde la cola

¡¡¡Lo tenemos!!!

Lo tenemos, querido lector...

El dicharachero equipo de investigación de Infulas, en su afán por llevarle al lector, en exclusivo servicio a domicilio, los hallazgos más increíbles, lo ha vuelto a lograr...

¡Hemos encontrado al pez que se muerde la cola!

¿Envidiosillos, eh?

martes, 1 de agosto de 2006

En defensa de... los informáticos

En defensa de... los informáticos

La sección dedicada a la defensa de los colectivos tradicionalmente maltratados por la sociedad. Hoy dedicaremos esta sección de utilidad social a los informáticos.

Casi todo el mundo odia a los informáticos pero las razones aparentes para ello, una vez analizadas con cierto rigor, se desvelan insuficientes para justificar esa animadversión de la que son objeto las profesionales del teclado y el ratón.

Así pues, en esta sección nos encargaremos de sacar a la luz las razones por las cuales los informáticos merecen tanto cariño y reconocimiento social como cualquiera de nosotros (en general, no de los escribas de Infulas). Y, si no lo conseguimos, al menos esta sección servirá para que si alguno de nuestros lectores está intentando ligar con alguien y empieza a desbarrar de los informáticos y resulta que ese o esa alguien le espeta un “Pues mi padre es informático”, pueda solventar la papeleta y salir del brete con torería y valor.

Introducido el tema, ataquémoslo de una vez por todas, ¡maldita sea!

Lo cierto es que generalizar siempre es un error, como pueden dar fe y eso que no son notarios, los redactores de esta su (de usted) bitácora. Algún informático hay en la redacción, no decimos más. Pero es que esta sección no sería sección ni sería nada si no generalizásemos, ¿verdad que no?

Así pues, particularicemos. Claro, porque no todos los informáticos son iguales. Podemos dividir a los informáticos en dos ramas: los informáticos de corbata y los informáticos de bata.

Los informáticos de corbata son los peores, porque se creen que están a la última y no son más que comerciales. Es decir, son aquellos que van a las reuniones con el cliente, que para eso tienen corbata, y le dicen al final: “No se preocupe, eso es muy fácil, en dos patadas se lo hacemos”. Vamos, que los informáticos de corbata mienten como bellacos. Sí, porque luego van a los informáticos de bata... Vale, de acuerdo, los informáticos ya no llevan bata, es una licencia poética del autor de esta entradilla, que en lugar de ser informático siempre quiso ser poeta... Es también una añoranza de cuando los informáticos llevaban bata y se les respetaba, no como ahora que desde que la gente se enteró de que el 60% de los informáticos merienda pan con chocolate ya no les respeta nadie.

Bueno, que nos vamos por los periféricos... Decía que el informático de corbata va al despacho del informático de bata (que siempre, siempre está hecho un asco, es un auténtico caos) y le dice: “Mira, tienes que hacer esto...” Y el informático de bata (el currito, para que nos entendamos) le responde: “Uy, eso es complicadísimo... Hay que conectar el cable USB con el bus orientado a objetos, y para conseguirlo necesitamos parametrizar el Tomcat de forma que acepte peticiones distribuidas right here right now. Y eso es imposible, a menos que recompilemos el núcleo del Minix, redefiniendo la constante del número de colas de Round-Robin a un mínimo de 20Kb”. Claro, la mayoría de la gente piensa que les están tomando el pelo, pero lo cierto es que no es así. Los informáticos, son en general buena gente, pacíficos y amigos de sus amigos. Además, también hay informáticos que no se pasan todo el día al lado de un ordenador y salen a la calle y se toman de vez en cuando una cerveza o un café. No seamos injustos con los informáticos. Por favor.